Si por el sinfín de colectivos, asociaciones vecinales, grupos sociales y sindicatos fuese el Ayuntamiento moderaría inmediatamente su gasto. Así no tendría que preocuparse por medidas impopulares como aumentar los impuestos. Una parte importante de la población podría además, sanear, parcialmente, su maltrecha economía pero, a cambio, el gabinete Lazcoz debería aparcar ideas o proyectos…


Este curso no hemos podido iniciar nuestras actividades, los grupos de danzas no pueden ensayar, el grupo de teatro se queda sin escenario, los talleres culturales se ven en la calle, los bertsolaris, la txalaparta, los juegos de niños? tendrán que hacer sus actividades en la calle. Y todo esto por la dejación y falta…