El Ayuntamiento de Vitoria retomará el grupo de trabajo para impulsar parkings en los barrios «después del verano». A partir de entonces, los partidos elegirán las zonas donde los conductores tienen más problemas para estacionar su coche y buscarán una fórmula para construir nuevos aparcamientos, ya sean en superficie o subterráneos. Así lo manifestó ayer a este periódico la concejala de Vía Pública, Marian Gutiérrez, quien está a la espera de recibir un análisis técnico sobre los problemas circulatorios de la ciudad para convocar al resto de grupos.
El Gabinete Lazcoz encargó a una empresa la elaboración de un informe sobre «la oferta y la demanda real» de aparcamiento en toda la ciudad. Para ello, varios expertos han analizado todas los huecos en superficie y bajo tierra que hay en cada zona. Al mismo tiempo, han realizado «encuestas a pie de calle» para saber qué piensan los vecinos.
Dicho estudio, que se antoja voluminoso, estará listo «en junio», augura la concejala. Con ese informe en la mano, la edil llamará al resto de partidos para iniciar una serie de reuniones con el fin de tomar decisiones «serias» a partir de septiembre. El objetivo es doble: decidir dónde es necesario construir aparcamientos y establecer una fórmula para sufragarlos. «Hay que hilar muy fino porque tenemos que acertar», explica Gutiérrez.
El impulso de nuevos parkings en los barrios es una de las asignaturas pendientes del Ayuntamiento de Vitoria, al menos en lo que a estacionamientos subterráneos se refiere. En 2002, el Gabinete Alonso prometió hacer cuatro garajes bajo tierra en Aranbizkarra, Sansomendi, Lakua-Arriaga y El Pilar, pero sólo pudo hacer el último por la falta de interés de las empresas y la escasa demanda de plazas.
Venta o alquiler
De ahí que la concejala de Vía Pública y Hacienda recalque la «imperiosa» necesidad de dar con la fórmula adecuada. Primero, habrá que saber qué zonas tienen más problemas de estacionamiento. Después se acordará «si se hacen aparcamientos en superficie o bajo tierra en cada caso». Y si se opta por esta última fórmula, habrá que definir los precios y si las plazas «se venden, se alquilan o se ceden durante unos años. No podemos cerrarnos a nada».

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude