DNA La pregunta del millón ya no es cómo será de grande el mordisco de la intermodal al parque sino a qué se refiere el gobierno cuando habla de la intermodal. Ayer, la plataforma SOS Arriaga compareció ante todos los grupos para recordar que sólo se conformará con una afección nula sin edificios complementarios. Ahora mismo se habla de un 2% de repercusión, aunque ese porcentaje se refiere al espacio para los autobuses y no al del ferrocarril, que vendrá más tarde. “Nos sentimos engañados y solicitamos una consulta popular”, exigió el portavoz del colectivo, Ángel Lamelas.
Consulta no habrá y tampoco, de momento, un proyecto que contemple el tren. No obstante, el concejal de Urbanismo aseguró que los interesados en conocer el proyecto -que será debatido en el consejo de Ensanche 21 el 17 de diciembre- serán reunidos e informados a mediados de enero. Mientras tanto, a Juan Carlos Alonso no le queda otra que tratar de tranquilizar a la plataforma. Ayer inició esa estrategia al asegurarles que “no habrá menos zona verde que ahora” y que el ámbito definido sobre plano -que va más allá del parking- “no es la definición de la tapia de obras”.
El gobierno, en cualquier caso, pierde aliados. El PP le retiró ayer su apoyo al considerar que el PSE ha trasladado los hoteles y oficinas contemplados en Euskaltzaindia al parque para tener hueco para construir su auditorio y no por dar un enlace a la ciudad

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude