En la Gaceta Municipal nº 75 , de octubre de este año 2007  aparece un reportaje de Maria Zubiaur sobre el nuevo Centro de Mayores de Coronación (tuitulado Nuevo centro para Mil socios) que reporducimos a continuación.
Dice así (páginas 9 y 10) “Lo acabamos de inaugurar y ya se nos ha quedado pequeño”. Con gesto de resignación, pero esbozando una sincera sonrisa, se muestra Paco Morales, vicepresidente del centro sociocultural de mayores que el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz ha inaugurado recientemente en el barrio de Coronación. Y cierto es. Si usted se da una vuelta por las inmediaciones del local, situado en la calle Portal de Arriaga, 14, comprobará que el trajín de personas entrando al centro en “hora punta” es una constante. Y es que los socios de este centro esperaban ya ansiosos poder disfrutar de las nuevas instalaciones y recordar con cariño esos dos años de obras, mientras que acudían al centro de San Prudencio. Como bromea Rosa Úbeda, de 81 años, “hemos estado de okupas, como los jóvenes, y ya queríamos volver a casa”.
Los datos que se registran en el Departamento Municipal de Asuntos Sociales indican que el envejecimiento de la población también es notable en la capital alavesa. El 17% de los habitantes de Vitoria- Gasteiz tiene más de 65 años. En el barrio de Coronación, casi 3.800 personas de las 13.709 censadas en esta zona de la ciudad se encuentran jubiladas. La reforma del local y sus nuevos servicios han despertado una enorme curiosidad entre este sector de la población. Si el pasado mes de julio el número de socios era de 704, el día de la inauguración, el 1 de octubre, esta cifra ascendía ya a 992 personas. Esto significa que casi un millar de personas de este barrio de Vitoria-
Gasteiz participan en las actividades o acuden a algún servicio que se presta en las nuevas instalaciones reformadas.
Precios reducidos Matilde Alameda Rojas, de 70 años, utiliza casi semanalmente el servicio de peluquería que se ofrece en el centro. “Mari Carmen –la peluquera– es muy familiar, me gusta cómo me peina y además el precio es mejor que en otras peluquerías de la ciudad”, confiesa, mientras ojea una revista de las llamadas del corazón. Matilde también concerta citas con el podólogo de este centro, porque considera que “a cierta edad” hay que cuidarse mucho los pies. En la planta baja, donde se encuentra la peluquería y el despacho del podólogo, también se encuentra el servicio de información, la bibliotecahemeroteca, la sala de TV –donde se celebran ciclos de cine– y la cafetería comedor, un espacio abierto donde charlar o entretenerse con juegos de mesa.
Esto último es una gran novedad. El centro antiguo no disponía del servicio de comedor, pero tras la reforma en Coronación son ya nueve los que ofreceneste servicio. Rosario López de Aguileta, de 79 años, se ha convertido en una habitual del menú del día.
El precio, 3,68 euros, y el hecho de que la selección de los platos que se oferta es elaborada por dietistas teniendo en cuenta las necesidades de las personas mayores, convence a esta alavesa nacida en La Llanada. “Como muy bien, como en casa, con la ventaja de que después no tengo que fregar”, relata mientras hace un guiño a la amiga que le acompaña.
Salas con mucha claridad
Este nuevo centro social es el primero de los cuatro contemplados en el plan gerontológico elaborado por el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz para el periodo 2006-2010. La superficie de las instalaciones ocupa 900 metros cuadrados distribuidos en dos plantas: mientras en la planta baja se sitúan los servicios comunes tales como el servicio de información, peluquería, podología, cafetería, comedor, sala de TV y biblioteca; en la planta primera se distribuyen tres salas, dos para talleres de distintas disciplinas y una tercera como Aula de Informática. Guillermo Murga Guinea, de 87 años, es una de las personas que participa en la programación del centro y se encuentra encantando, sobre todo “con la luz y la claridad” que ahora disfrutan en los talleres gracias a los grandes ventanales que se han construido en las aulas destinadas a ello. Como otros, acude a varias actividades; en su caso, manualidades, pintura y memoria. “La reforma era necesaria, sobre todo para el invierno”, apostilla. “Lo tengo al lado de casa y cuando hace frío no tengo más que cruzar la calle bien abrigado”, añade. El centro social se extiende entre la planta baja y la primera de un edificio de cinco plantas en el que se situarán -entre otros usos- los despachos para asociaciones de la ciudad. El coste total del complejo –las cinco plantas de que consta- ha ascendido a 1.902.916 euros, de los cuales 194.500 euros se han destinado al equipamiento

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude