DNA Día 15 de noviembre. Ésta es la fecha que el Ayuntamiento ha marcado en el calendario para el comienzo de las obras de construcción del esperado centro cívico de Ibaiondo, que verá la luz en el verano de 2009, tras casi dos años de obras.
Se trata del último proyecto de envergadura pactado en 2005 entre PP y PNV -acuerdo al que más tarde se sumó el PSE- pendiente de ver la luz. El paquete se completa con la reforma de Gamarra y Mendizorroza, el tranvía y los frontones de Lakua, obras todas ellas en marcha, esta última con visos de inaugurarse este mismo mes.
El duodécimo centro cívico de Vitoria será un equipamiento integral, esto es, con zona deportiva y social, que dará servicio a 20.000 ciudadanos del Norte de la ciudad. Una piscina lúdica de formas irregulares y un teatro de grandes dimensiones, con capacidad para 300 espectadores, se convertirán en la seña de identidad del nuevo equipamiento, el mayor de la red, al menos hasta que se levanten los de Salburua y Zabalgana.
El edificio se edificará sobre una extensa parcela de 13.000 metros cuadrados situada en la calle Landaverde, con un coste de 13,8 millones de euros. El solar -vallado desde el pasado mes de junio- espera la llegada de las máquinas y los operarios de Seridom y Zikotz, que harán realidad un viejo proyecto que ya el ex alcalde Cuerda tenía en mente. Alonso lo retomó en 2002, pero no fue hasta octubre de 2005 cuando se le dio el impulso definitivo. Ahora, un tercer gobierno, el socialista de Patxi Lazcoz, liderará un proyecto calificado de “modélico” por el Departamento de Urbanismo. En su diseño han colaborado Deportes, Asuntos Sociales y Presidencia. “Todos han ido de la mano; ha resultado un proceso muy satisfactorio”, se congratulan en el Ayuntamiento. Además, los contenidos del centro se acordaron con los vecinos de Lakua e Ibaiondo.
plaza pública Los arquitectos Iñaki Garai y Jesús Armendariz son los padres del futuro edificio de la calle Landaverde. El inmueble dispondrá de tres áreas diferenciadas: deportiva, de servicios y cultural, a las que podrá accederse a través de una plaza pública. Del equipamiento destaca su teatro, así como un anfiteatro orientado hacia la calle y pensado para actividades nocturnas.
La oficina de atención al ciudadano y la cafetería darán la bienvenida a los usuarios que entren desde la calle Landaverde. Esta misma planta albergará el club joven y la ludoteca, con zona de juegos al aire libre. Las dos pistas de pádel, con graderío para 50 personas, y seis talleres para cursillos de cocina o gimnasia de mantenimiento, entre otras actividades, también se ubicarán en los bajos del edificio. Al igual que la piscina recreativa de formas irregulares. En realidad, se trata de dos vasos comunicados con cinco calles de 25 metros para los nadadores, pero también con cuatro toboganes, área de hidromasaje y rampa para personas con movilidad reducida. Cerca de la pileta se habilitará un solarium. La oferta deportiva se completa con dos gimnasios, bajo las pistas de pádel, y una cancha polideportiva, de 53 por 32 metros, apta para la práctica de cualquier deporte.
Vitoria cuenta con una consolidada red de centros cívicos que cada año realiza una amplia oferta cultural y deportiva a los ciudadanos. Más de 24.000 personas se han inscrito este año en los recién estrenados cursillos que se imparten en los once edificios diseminados por la ciudad. En total, han solicitado la práctica de más de 78.000 actividades, ya que cada ciudadano puede apuntarse a cuatro clases.
El último en abrir sus puertas fue el edificio de El Pilar, un equipamiento que sustituye al Europa y que sólo cuenta con zona sociocultural, ya que el área deportiva está en el polideportivo de San Andrés, en el barrio de Txagorritxu.
Correo titula: Las empresas piden licencia para iniciar el centro cívico de Ibaiondo a final de año

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude