Diario de noticias de Alava  (Deia y El Correo, que titula El Ayuntamiento pospone la reforma de la Virgen Blanca al final de las catas) La cuenta atrás de la reforma de la plaza de la Virgen Blanca se reanuda tras el paréntesis festivo. Y es que los arqueólogos vuelven esta semana a seguir con las excavaciones y los sondeos en esa céntrica zona de la ciudad, prospecciones necesarias antes de acometer la controvertida remodelación urbanística impulsada por el anterior equipo de gobierno municipal.

De momento, varios operarios de la empresa Mendigorri procedían ya desde la mañana de ayer a instalar el vallado que acote el perímetro de la plaza. El cerco, que estrechará el paso de los peatones y del tráfico en ese punto neurálgico de la urbe, permitirá que las excavaciones se lleven a cabo con la celeridad y medidas de seguridad preceptivas.
A priori, según revelaron ayer fuentes del gabinete de Lazcoz, las catas proseguirán durante las próximas dos semanas. Eso sí, en caso de que se produzcan hallazgos relevantes, el equipo de Gesarke -empresa arqueológica que realiza las excavaciones- pudiera verse obligada a ampliar el plazo de esos trabajos.
No en vano, aún quedan seis zonas por excavar para concluir el informe arqueológico definitivo. El foso más amplio se llevará a cabo en las inmediaciones del kiosko de helados, el monumento y la fuente que se encuentran en la plaza, según indicaban ayer responsables de la empresa que se encargará de reformar posteriormente la plaza. Pero, además, se llevarán a cabo otras cinco excavaciones en varios puntos de la jardinera que discurre paralela a la entrada de las calles Herrería, Zapatería y Correría.
Los arqueólogos buscarán indicios que corroboren la estructura semiexcavada en roca de un edificio anterior al siglo X y que certificaría la presencia de edificaciones previas a la fundación de la ciudad. Pero, también incidirán en la zona donde aparecieron en el pasado mes de julio restos de un puente de piedra de los siglos XV ó XVI que, según los expertos, debía correr paralelo a la muralla que cerraba las tres calles que desembocan en la céntrica plaza.
la reforma, en espera En cualquier caso, los trabajos de la reforma de la Virgen Blanca no tendrán lugar antes de que el equipo de arqueólogos encargados de esas catas entreguen su informe definitivo. A partir de ese momento, los responsables del proyecto, con su autor Eduardo Rojo al frente, decidirán si continúa sin cambios la remodelación del pavimento, el cambio de mobiliario urbano o la eliminación de las jardineras.
Los responsables de la empresa Mendigorri señalaron ayer que en caso de que se produzcan novedades importantes en estos sondeos puede verse modificado el proyecto definitivo, que fue adjudicado con un coste de 2,4 millones de euros. En caso contrario, tal y como contemplan sus planes de trabajo, las obras de remodelación de la Virgen Blanca darán comienzo en la segunda quincena de septiembre y, como mínimo, se prolongarán durante medio año.

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude