Vitoria creará un ‘islote’ de vida tranquila en su corazón urbano. Será la primera supermanzana, una denominación que utilizan los expertos para definir una zona de tráfico restringido. Dentro de estos límites no habrá ni un solo vehículo de paso. Únicamente accederán el transporte público, los coches de los vecinos, los de carga y descarga…