Agentes de la Ertzaintza detuvieron en la mañana de ayer a un hombre de 38 años acusado de un delito de tráfico de drogas.
Según fuentes policiales el presunto traficante caminaba por la zona de Coronación con una bolsa que contenía dos kilos de hachís en su interior. Y es que este nuevo golpe al narcotráfico de baja escala viene precedido por un trabajo de investigación. El arrestado estaba siendo vigilado desde hace semanas por su presumible vinculación con el tráfico de estupefacientes.
Por ello, ayer por la mañana, cuando el sospechoso repartía su material, los ertzainas encargados de estas labores le interceptaron en la calle Portal de Arriaga. Hubo suerte, ya que los agentes comprobaron que en una bolsa que llevaba había veinte tabletas de hachís.
Por consiguiente, y ante estas evidencias, los agentes procedieron a su arresto. Según fuentes policiales, la droga incautada tiene un peso de casi dos kilos y un valor en el mercado de aproximadamente 9000 euros.
Venta en la calle
Por otra parte, la Policía Local detuvo en la tarde del miércoles a un joven de 29 años acusado de vender hachís a otra persona en la vía pública. Por este motivo, se le detuvo acusado de un delito de tráfico de drogas.

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude