El convenio que deben firmar Ayuntamiento, Diputación y Gobierno para dar luz verde al recorrido en el barrio necesita la autorización de la Cámara vasca.PNV, PP y EA, con mayoría en el Parlamento, rechazarán el trazado previsto.
LOS PROTAGONISTAS
MIKEL MARTÍNEZ | PNV
«Tiene un agresivo impacto ambiental en la zona y su coste es desproporcionado»
ESTHER MARTÍNEZ | PP
«Supone retomar un proyecto descartado hace tres años por imposición del señor Lazcoz»
JESÚS M. LARRAZABAL | EA
«Sólo acerca el tranvía a la mitad del barrio y no tiene en cuenta su futuro crecimiento».Primero fueron los vecinos; después, los grupos de la oposición en el Ayuntamiento -incluido el PNV, socio ‘preferente’ del Gabinete Lazcoz- y, ahora, el rechazo frontal al trazado aprobado por las instituciones para la ampliación del tranvía en Abetxuko ha llegado hasta el Parlamento vasco.
Y es que, en un último intento por «frenar el proyecto y estudiar nuevas alternativas», los grupos del PNV, el PP y EA, con mayoría en la Cámara, han presentado sendos escritos de oposición al convenio que quieren firmar el Gobierno vasco, la Diputación alavesa y el Ayuntamiento de Vitoria para ampliar el trazado del metro ligero por el barrio. Se da la circunstancia de que para poder rubricar ese acuerdo, el Gabinete de Patxi López necesita la autorización del Legislativo autónomo. Ante tal rechazo, el recorrido previsto en Abetxuko queda en el aire.
El trazado proyectado -que costará 5,8 millones de euros, IVA incluido- discurre por las calles La Presa y El Cristo hasta alcanzar la iglesia, el mismo diseño que ya fue descartado en 2007, cuando el Ayuntamiento, entonces en manos del PP, cedió a la presión vecinal y accedió a que el tranvía ‘muriera’ a la entrada del barrio. Desde entonces, el debate se había mantenido latente. Hasta que, en enero de este mismo año, el Gabinete Lazcoz confirmó a los vecinos que mantendría el proyecto original y que las obras arrancarían en abril.
El anuncio volvió a irritar a los residentes y encendió los ánimos de los grupos políticos de la oposición, que ahora tienen en su mano la posibilidad de frenar el proyecto en la Cámara vasca. No en vano, para firmar el convenio que daría luz verde a la ampliación del tranvía, el Gobierno de Patxi López necesita la autorización del Parlamento. Y todo apunta a que no va a contar con ella.
PNV, PP y EA, con mayoría absoluta en la Cámara vasca, ya han anunciado que rechazarán el trazado previsto en el barrio vitoriano a través de sendos escritos de oposición que se debatirán en el pleno del próximo día 25.
«Imposición de Lazcoz»
«Este recorrido ha sido rechazado, tanto por los vecinos como por la mayoría de los grupos políticos en el Ayuntamiento por su agresivo impacto en la zona y por la desproporción que supone su coste en relación con la mejora real del servicio que se pretende ampliar», analiza el parlamentario del PNV y ex portavoz jeltzale en el Consistorio vitoriano, Mikel Martínez.
En este mismo sentido se orienta la propuesta presentada por el grupo parlamentario popular. Su portavoz en el área de Transportes, Esther Martínez, recuerda que dar luz verde al polémico recorrido supone, además, «retomar, por imposición del señor Lazcoz, un proyecto descartado hace tres años».
Por ello, y dado que, en palabras del parlamentario de EA, Jesús M. Larrazabal, el trazado actual «sólo acerca el tranvía a la mitad del barrio y no tiene en cuenta el futuro crecimiento del barrio», las tres formaciones políticas van a forzar al Gobierno vasco a «analizar otras alternativas que permitan llegar a un consenso más amplio».

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude