Una ciudad compacta. Ése es el gran objetivo que guiará el diseño del Plan General, el documento que regirá la expansión de Vitoria en un futuro a medio plazo. Frente al habitual crecimiento de fronteras -es decir, hacia afuera- el nuevo régimen en el que ya trabaja la Casa Consistorial apostará por un desarrollo de la urbe dentro de su actual perímetro, revisando el suelo para posibilitar más construcciones y rellenando los huecos que separan la capital alavesa. Un rediseño hacia adentro.
Esas zonas con posibilidades de ocupación son claras. El equipo de gobierno gasteiztarra pretende, en una tarea que reconocen “inmensa”, unir el barrio de Sansomendi a Vitoria, conectar Salburua y Arana, así como acercar Abetxuko al anillo verde y a la propia urbe. Además, el gabinete Lazcoz también pretende rediseñar los nuevos barrios para que alberguen más suelo residencial. La medida afectará a sectores de Salburua, Zabalgana, Aretxabaleta-Gardelegi y Esmaltaciones, una vez que se acabe su ansiada descontaminación

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude