Se avecina la segunda parte de la reforma de la OTA del casco urbano de Vitora. Después del sustancial incremento aplicado recientemente a este impuesto -cuyo precio varía, además, en función de la distancia a la que se estaciona del Ensanche-, llega ahora la redistribución del parqué de 4.248 plazas delimitadas con la raya azul. Esta consiste en fijar quién, durante cuánto tiempo, y a qué coste se puede hacer uso de esos codiciados huecos fijados en el casco urbano.
Pese a la ausencia en la decisoria reunión de ayer del primer grupo de la oposición, el PP, y de EB, los partidos del Ayuntamiento lo dejaron visto para sentencia.

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude