En total, los usuario del transporte público de Gasteiz se han quedado con ocho líneas menos de autobús. El cambio ha sido radical y de un día para otro. Ayer los viajeros se sentían desorientados en su propia ciudad. Además, en siete meses las tarifas se verán incrementadas. En el caso del billete ordinario los usuarios deberán abonar 0,20 euros más.
«Esto es muy complicado de aprender», comentaba un hombre mirando el mapa en el que unos pequeños rombos y cuadrados de colores indican el tipo de trasbordo que se puede realizar; «Se nota que Lazcoz no coge amenudo el autobús», protestaba una señora; «A mí me lo han dejado peor que antes», aseguraba otra mujer que explicaba que en Adurza han desaparecido paradas tan recurridas como las del centro de salud o la de la ikastola.
Comentarios de este tipo predominaban ayer en las marquesinas de la ciudad. En las paradas más céntricas aguardaban voluntarios provistos de mapas explicativos y preparados para hacer frente a un aluvión de preguntas. Como es lógico, los usuarios se echaban encima de los voluntarios para solventar sus dudas, muchos incluso mientras el autobús estaba al llegar o ya había estacionado.
Visto que los informadores del peto amarillo no daban abasto, algunos pasajeros se decantaban por preguntar a los conductores quienes aseguraron estar «saturados». «Una señora casi entra por la ventana para preguntarme», ironizaba un conductor. Al mismo tiempo, había quien se montaba en el autobús y después preguntaba en qué línea estaba y hacia dónde se dirigía.
Hasta el 5 de noviembre los viajes en autobús serán gratuitos. Evidentemente, como el Ayuntamiento no pretende perder dinero, ya adelantó que a partir de la próxima semana la tarifa del billete ordinario será 10 céntimos más cara y 5 céntimos más para los que utilicen el bonobús. En mayo, las tarifas volverán a subir, en la misma cantidad para el ordinario -costará 1,05 euros- y 3 céntimos para el bonobús. Una medida recaudatoria que se verá beneficiada además con la extensión y la subida de la zona azul de aparcamientos (OTA).
Transbordos y tranvía
Una de las novedades de esta nueva red de autobuses urbanos será el concepto de los transbordos. En cuanto a los cambios entre líneas de autobús, serán gratuitos siempre y cuando se realicen antes de 50 minutos de haber realizado el primer pago. Por otro lado, si el usuario se ve obligado a bajar del vehículo y continuar la ruta en tranvía tendrá que facturar el 55% de la suma de los precios de los dos trayectos; alrededor de 10 céntimos.
Con las nuevas líneas, si deseamos desplazarnos desde Ibaiondo o Abetxuko hasta el Hospital de Txagorritxu no habrá más opción que subir al tranvía, ya que se han suprimido los trayectos de autobús. Además, el tranvía nos dejaría en Portal de Foronda, por lo que nos encontraríamos a un kilómetro de distancia del centro sanitario. Dado que para muchas personas se trata de una distancia bastante larga se verán forzados a hacer trasbordo y coger un autobús.
Hace tiempo que las asociaciones vecinales vienen denunciando la actuación «unilateral» del Consistorio para poner en marcha esta nueva red que es parte del Plan de Movilidad Sostenible. Las agrupaciones de vecinos se quejan de que lo ideal hubiera sido que técnicos del Ayuntamiento se hubieran desplazado hasta los barrios para informar al vecindario directamente, y evitar estampas como las que se vivieron ayer. Además, insisten en que si el objetivo de esta red es disminuir la frecuencia de espera, se debían haber comprado más vehículos y así no desaparecerían las paradas dentro de los barrios.

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude