La paciencia es una gran virtud, pero tiene techo. Y la asociación de vecinos Iparralde, de Zaramaga, ya lo ha tocado. No puede comprender que el próximo 7 de noviembre 140 plazas del barrio amanezcan acotadas por rayas azules si encontrar ahora un hueco para dejar el coche es una auténtica odisea. El propio plan director de aparcamientos les da la razón: esta zona de Vitoria sufre un déficit y necesita, cuando antes, que el Consistorio construya un parking. Por eso, el colectivo solicita al gabinete de Patxi Lazcoz que recapacite y no extienda la sombra de la OTA hasta habilitarlo.
De lo contrario, la asociación se reafirmará aún más en su convencimiento de que al equipo de gobierno sólo le mueve “el afán recaudatorio y no el Plan de Movilidad Sostenible”, un proyecto que busca devolver el espacio al peatón a través de la ampliación y subida de la OTA, el fortalecimiento del transporte público y la creación de sendas urbanas.

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude