correo Medio centenar de hosteleros del Casco Viejo -dueños de bares, pubs y restaurantes- han unido sus fuerzas en la recién creada asociación ‘Ohiko Jendea’. Pretenden convertirse así en el “altavoz” del sector en el barrio para pelear por sus intereses, participar en la toma de decisiones y proponer soluciones a sus problemas.


Con cuello azul y corazón incandescente, el barrio obrero se ha ‘currado’ su cincuenta aniversario. Ha pasado medio siglo desde que extremeños, andaluces y castellanos resucitaron el viejo concejo. En la otra orilla del Zadorra la fiesta fluye a raudales