Según informa El País, la Ley de Eficiencia Energética y Energías Renovables que prepara el gobierno implicará a comunidades de vecinos y empresas que ocupen edificios de más de 1.000 metros cuadrados. En ambos casos deberán «designar un “gestor energético” que siga mensualmente “el consumo de energía del edificio” y que a final de año realice un informe sobre el consumo de energía y la emisión de CO2 “para detectar desviaciones” y proponer mejoras de la instalación del edificio.»
Los grandes edificios pueden reducir considerablemente su consumo energético con una serie de medidas relativamente asequibles y amortizables en el tiempo. Recientemente los administradores del Empire State de Nueva York anunciaron un plan para remodelar el mítico edificio y reducir en casi 40% su consumo energético.
Colateralmente la nueva Ley debería propiciar la reducción de la contaminación lumínica.

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude