Correo El urbano entrará al final en el corazón de Ariznabarra. El Ayuntamiento de Vitoria modificará en parte sus planes iniciales y cambiará la futura línea L-6 para que los urbanos crucen este distrito por la calle Castillo de Fontecha, es decir en el centro del barrio, en lugar de por Etxezarra. Según ha podido saber EL CORREO, los expertos que estudian las futuras líneas de Tuvisa han dado vía libre a la reclamación de los residentes, que deberá ser ratificada ahora por el Consistorio.
El Ayuntamiento está inmerso en el diseño del nuevo mapa de recorridos del urbano según las indicaciones del Plan de Movilidad Sostenible, que pretende potenciar el transporte público y reducir el uso del vehículo privado. El documento prevé que antes de verano Tuvisa pase a tener siete grandes líneas -ahora cuenta con 17- a costa de eliminar los rodeos en los recorridos. Este planteamiento provocará que los viajeros deberán andar más para llegar a una parada, aunque los autobuses pasarán cada diez minutos.
El Gabinete Lazcoz inició este mes una ronda de reuniones con los barrios de Vitoria para explicar la reorganización de Tuvisa. Al llegar a Ariznabarra, los técnicos y concejales descubrieron que numerosos vecinos criticaban que la nueva línea que dará servicio al barrio -la L6, que unirá Salburua y Zabalgana- dejaba «aisladas» a miles de familias. ¿La razón? Que el urbano cruzaría el distrito por la calle Etxezarra, una arteria «apartada» de buena parte de las viviendas.
Por el centro
El Ayuntamiento trasladó este inconveniente a los expertos del Aula de Ecología Urbana de Barcelona, redactores de Plan de Movilidad. Tras analizar varias alternativas, los técnicos han aprobado la modificación del recorrido para que el urbano utilice la calle Castillo de Fontecha -que pasa por el centro del distrito- en lugar de Etxezarra.

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude