Correo Vía libre. El Ayuntamiento podrá expropiar locales privados para instalar ascensores, plataformas, salvaescaleras o rampas en edificios de uso residencial y eludir, de esta forma, las barreras arquitectónicas que presentan muchos inmuebles. Así lo acordaron ayer todos los grupos municipales, que dieron luz verde a una nueva ordenanza que será ratificada en el pleno del viernes.
Los partidos discutieron en comisión las enmiendas presentadas por PP, PNV y EA, en total 22. Al final, y tras más de una hora de discusión, los grupos aprobaron por unanimidad la nueva ordenanza.
La nueva normativa permitirá al Consistorio hacer efectiva la Ley de Accesibilidad en los edificios de uso residencial, como exige la Ley del Suelo, siempre y cuando exista colisión de intereses entre los beneficiarios de las mejoras en los inmuebles y los propietarios de los espacios que deben ser ocupados. Es decir, el Gabinete Lazcoz dispone de un instrumento para dirimir esas diferencias que, como ocurría en la actualidad en muchos casos, impedían la colocación de ascensores o rampas ante la negativa de muchos dueños de locales a ceder parte de su espacio.
La expropiación podrá llevarse a cabo cuando se acredite que, tras conseguir la pertinente licencia municipal, no pueden ejercutarse las obras por no disponer de los bienes afectados por esos trabajos. En ese momento, el Ayuntamiento «podrá acordar la incoación del correspondiente expediente de expropiación a petición del beneficiario». Los mayores problemas se producen en barrios antiguos como Zaramaga, Adurza, Ariznabarra o Abetxuko. Vitoria, en cualquier caso, es la última de las capitales vascas en sumarse a esta iniciativa.

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude