DNA El Ayuntamiento cuenta ya con un libro de instrucciones para proteger los Montes de Vitoria. Según esta publicación, si la ciudad quiere crecer por el sur, “lo más correcto es construir hacia Aretxabaleta-Gardelegi”, en lugar de edificar desde Mendizabala hacia Lasarte, según pretende Caja Vital.
Así lo recoge el Plan especial de protección elaborado por geólogos, biólogos y geógrafos de la Consultoría Grama SA. Este proyecto fue encargado por el PP en la legislatura anterior para conservar este entorno hasta que no sea declarado Parque Natural, una tutela de mayor rango. Esta declaración, acordada en noviembre por todos los grupos políticos municipales, en el seno del Centro de Estudios Ambientales (CEA), tardará unos años en llegar. Ahora, el Consistorio deberá decidir si mientras tanto recurre o no a la hermana menor de esta figura de custodia, es decir, el Plan especial de protección. En cualquier caso, ya lo tiene sobre la mesa. Y llega cargadito de consejos.
Sugiere, por ejemplo, menos ladrillo. Sobre todo, menos chalés que consuman suelo de forma desmesurada. Para eso, recomienda “contener el crecimiento de los núcleos rurales de la zona, preservando su carácter agrícola e integrado en el paisaje”. Es decir, todo lo contrario a la receta urbanística aplicada en pueblos como Berrosteguieta, Lasarte o Armentia, que, según advierte esta consultora de Medio Ambiente, “han perdido prácticamente toda su identidad y parte de su naturalidad”.
Cada vez son más los ciudadanos que escapan de la urbe a la zona rural. Y esta emigración, tal y como señalan, no es innocua: “El suelo urbano roba espacios interesantes para la agricultura y lo que es peor, da lugar a numerosos impactos medioambientales”. En este inquietante escenario, los planes de Caja Vital que, con la conformidad de Patxi Lazcoz, quiere construir desde Mendizabala hasta Lasarte -un plan que, entre otras cosas, exigirá garantizar que la zona no es inevitablemente inundable-. Frente a esta fórmula, el plan de protección aconseja crecer en otra dirección: “Sería mucho más correcta una expansión más clara hacia la parte de Aretxabaleta-Gardelegi”. El vertedero no seduce, pero “una urbanización atractiva” y el “incremento de servicios en la zona” la harían más tentadora, según esta consultoría. “No se trata -recalca- de ocupar lo singular” sino de mejorar las áreas que ya están afectadas y así “aumentar el valor de conjunto”.
Fuera del margen de acción de este plan quedarían irremediablemente algunas zonas del sur y de los Montes de Vitoria que están en manos del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU). Es el caso del bosque de Armentia, el parque de Berrosteguieta y Olarizu, entre otros espacios.
hacerse con terrenos En el pergamino de intenciones, el plan propone medidas concretas para proteger los Montes de Vitoria. Una de ellas consiste en que el Ayuntamiento “adquiera, por una parte, los terrenos necesarios” para preservar el entorno; y, por la otra, los solares estratégicos para levantar equipamientos y servicios”.
Esta fórmula es sólo una de tantas. En total, el plan propone invertir siete millones de euros; en concreto, 700.000 euros anuales durante todo un decenio.

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude