DNA Puede que pierdan parte del parque, pero nunca la voz. Es lo único que depende de ellos. Cerca de 50 vecinos se manifestaron ayer en la Plaza Nueva, frente al Ayuntamiento, para exigir un proyecto de estación intermodal que afecte lo menos posible a Arriaga. Justo lo contrario de lo que, a su juicio, contemplaban los diseños de Trakteplan que el gobierno socialista ha echado atrás sin dar explicaciones para, al mismo tiempo, exigirle a la firma que presente en un mes otras alternativas. Los integrantes de la plataforma nacida para defender el pulmón más grande de la ciudad no lo ocultan. Están muy preocupados.
Primero, porque sienten que el gobierno, con su “silencio”, pasa de los vecinos afectados. Segundo, porque ahora están seguros de que la afección al parque era de un 20% y no del 7% defendido a capa y espada por los socialistas. La concejala de Medio Ambiente se defendió, sin embargo, de las acusaciones y replicó que tanto ella como el edil de Urbanismo se han reunido “en varias ocasiones” con los vecinos. Además, matizó que se ha pedido otro diseño a Trakteplan porque en su momento presentó, en vez de tres, uno con variante.

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude