DNA El concepto de crecimiento urbanístico en Vitoria evoca para el ciudadano los nombres de Salburua, Zabalgana e incluso el de Lakua, pero no siempre será así. De cara a los próximos años, la directora de Vivienda, Sonia Samaniego, destaca que aunque la nueva construcción será importante, sobre todo desde el punto de vista de las VPO, “dentro de un tiempo, lo más destacado será la rehabilitación, la vuelta a los cascos históricos, la regeneración de nuestro parque de viviendas”.La viceconsejera de Ordenación del Territorio, Ana Oregi, apoya esta tesis y defiende que la recuperación de los barrios será una tarea “prioritaria” en pocos años. “No podemos olvidarnos del parque antiguo de viviendas y debemos dotarlas de un alto nivel de calidad”, apunta. Así, zonas como el Casco Viejo, El Pilar, Coronación o Zaramaga podrían cobrar protagonismo a lo largo del próximo lustro y sus edificios incorporar elementos bioclimáticos y aplicar energías renovables.
Aunque a priori pueda resultar una meta, a medio o largo plazo, la realidad es que el Departamento de Vivienda del Gobierno Vasco ya sienta las bases para impulsar la recuperación del parque más veterano de viviendas de la ciudad. “Llega un momento en el que no se puede seguir construyendo porque el suelo se agota, y además resulta mucho más sostenible rehabilitar que construir una nueva planta. Aunque todavía no nos encontremos en ese momento, no perdemos la perspectiva”, señala Samaniego.
De hecho, la directora de Vivienda asegura que no habrá que esperar a que se ejecuten las 27.000 nuevas viviendas que aún figuran en cartera para asistir al inicio de la recuperación de los viejos barrios. “Será una dinámica paralela. Habrá que reformar el parque existente, mantenerlo y actualizarlo, por lo que los organismos municipales, la Agencia de Renovación Urbana en el caso de Vitoria, jugarán un papel importante”, indica.
En opinión de Oregi, esta vuelta a la recuperación de los orígenes y la consecuente disminución de la construcción no implicará una nueva escalada de precios. “En Munich, una ciudad carísima, se recuperaron suelos militares para construir y pasado el tiempo, con la nueva ciudad consolidada, el precio de la vivienda se ha vuelto estable y no se prevé que vaya a dispararse. Creo que a nosotros nos sucederá lo mismo”, asevera.

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude