Correo La indignación de la asociación de vecinos Huetos-Montal, que agrupa a residentes de Ali y Sansomendi, ha llegado a su punto álgido después de que en menos de un mes la calle que comunica el Seminario con la fábrica de Mercedes haya sido escenario de dos accidentes de gravedad. El primero de ellos tuvo lugar el 30 de octubre y causó la muerte de un hombre de 71 años que se cayó de su bicicleta en la transitada avenida. El segundo dejó el lunes herido de gravedad a un peatón que fue arrollado por un turismo en un paso de cebra de la rotonda de Urartea.

Estos dos últimos siniestros han colmado la paciencia de los vecinos del barrio que, ayer, volvieron a exigir al Ayuntamiento medidas de urgencia. Entre ellas, la asociación Huetos-Montal plantea que se sincronicen los tres semáforos que regulan en la actualidad el tráfico de la avenida. ¿El fin? Impedir que los coches circulen a una velocidad superior a la permitida.
«Queremos que se haga lo mismo que en la calle Zaramaga. Allí, estás obligado a circular despacio entre semáforo y semáforo porque si no te encuentras el siguiente en rojo», explicó a EL CORREO el tesorero de Huetos-Montal, Julio Baceiredo. El líder vecinal confirmó, además, que ha recibido ya la llamada del equipo de Gobierno, que «se ha comprometido a estudiar qué se puede hacer».

This article has 1 comment

  1. En esto estoy en la “oposicion”, me explico.-los semaforos son como escobas puestas en la carretera, nadie les hace caso se los saltan sin mas, cogen velocidad en el seminario y no paran hasta la rotonda de los pisos rojos, y no van a 50, que hay algunos que doblan,solucion- unos buenos “tumbaburros”, que son incomodos estoy de acuerdo, pero es que algunos no aprenden nunca,una pregunta¿para que se gastan tanto dinero en radares si al final no funcionan? en vez de ponerlos al final de los Huetos que lo pongan al bajar del puente, no darian a basto a cambiar carretes.Creo que las soluciones las tienen ellos pero no quieren ponerlas en practica¿porque?

    Erantzun

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude