gara La asociación vecinal del Casco Viejo bilbaino, Bihotzean, reclamó ayer al Consistorio que se consulte a los comerciantes del mercado de la Ribera acerca del proyecto de reforma de la emblemática plaza de abastos.

Bihotzean defiende que la mayoría de los comerciantes del mercado de la Ribera se mantenga en él tras las obras de reforma que impulsan el Consistorio bilbaino y la gestora de la plaza. Por ello, demanda «que se haya un colosal esfuerzo de integración para que el proyecto no deje a nadie fuera», al haber finalizado el plazo en el que los afectados debían haberse adherido. Aventuran que una buena parte rehusa embarcarse por el gran desembolso económico que se les exige.

El organismo ciudadano estima que la inversión prevista de cerca de 18 millones de euros en los trabajos «dejará fuera» a la mitad de los comerciantes. «El precio a pagar es muy alto y no está claro que sea necesario un tamaño mayor, que sólo beneficiará a los grandes, y en el que probablemente se podrá jugar con un espacio sobrante ya previsto», explicaron.
mercado-la-ribera.jpgLa preocupación de los comerciantes por su futuro es evidente, según Bihotzean, «si tienen que pagar más de 7.500 euros por metro cuadrado», con un mínimo de 15 metros cuadrados. Este malestar se extiende a los vecinos del Casco Viejo que, en palabras de la agrupación ciudadana, ante las especulaciones de que se quiere instalar en la Ribera unos minicines, hamburgueserías y cadenas de ocio o alimentación, que en la práctica supondrá «que se eche fuera a las aldeanas y a la mitad de los comerciantes», y denuncian que así cambiaría del carácter de la plaza de abastos.
Bihotzean reclama la celebración de un referéndum en el mercado, además de que se informe y consulte más tarde a los residentes del Casco Viejo. A la hora de justificar la participación vecinal, este colectivo recuerda que fueron ellos los que evitaron hace años que se condenara a la emblemática plaza al cierre y a su derribo.
No fue el único pronunciamiento en defensa del futuro del mercado de la Ribera. ANV exigió al Ayuntamiento y a la Junta Gestora que informen de cuáles son sus planes para el futuro, especialmente por lo que respecta al proyecto de reforma y el modelo de gestión, ya que subrayaron que los propios comerciantes no tienen la suficiente información.
«La sensación de sometimiento y aceptación a ojos cerrados de las imposiciones del alcalde, sin saber cuál será el presupuesto final de las obras, es indefendible e impresentable ante la ciudadanía de Bilbao, que es la destinataria del servicio municipal de la Ribera», manifestó Borja Sarrionandia-Ibarra, electo de la formación ekintzale.
Además, citó las cifras que se barajan. «En 2006, un puesto de 12 metros cuadrados pagaba una renta de 207,24 euros pasando a pagar en 2007 por los mismos metros una renta de 246. Pues bien, la estimación de precio de venta a agosto de 2007 por dicho puesto de 12 metros cuadrados es de 62.400 euros, teniendo que anticipar el 25 por ciento. Sin haberse puesto un sólo ladrillo del remodelado mercado, del que aún no se sabe si será el último presupuesto y del que ya se calcula una desviación del montante final del presupuesto en más de 7 millones de euros», argumentó a la hora de pedir explicaciones y cuentas a los promotores del plan.
Deia titula: Finaliza el plazo para sumarse a la reforma del mercado de La Ribera

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude