Correo La Federación de Consumidores en Acción (Facua) denunció ayer que la tarifa mínima que se cobra en los estacionamientos regulados en superficie (zona azul) de las ciudades españolas es «ilegal». En Vitoria, el sistema establece un canon fijo de 0,25 euros por la primera media hora de uso. Es decir, que el conductor que estaciona durante cinco minutos paga lo mismo que quien lo hace veintinueve.
El colectivo de consumidores ha remitido una carta a los gobiernos autonómicos y a los ayuntamientos que incumplen la legislación vigente para que subsanen esta irregularidad. La solución, a su juicio, pasa por la implantación de un sistema de cobro que elimine las tasas fijas. A partir de aquí, explican, habría que discutir «cuál es la fracción más conveniente, si por cada minuto, por cada dos o cada cinco, pero nunca cada media hora».
A diferencia de lo que ocurre con los aparcamientos subterráneos, ya sean de titularidad privada o pública, la ley no obliga a las empresas concesionarias de la OTA a cobrar por minuto, sólo dice que considera abusivas «las estipulaciones que prevean el redondeo al alza… en aquellos servicios no efectivamente usados o consumidos de manera efectiva».
Legislación adaptada
La legislación en la que se apoyan los responsables de Facua es la Ley 26/1984, de defensa de los consumidores y usuarios. «La ciudades han ido incumpliendo de forma sistemática su contenido desde entonces», denuncian. No obstante, a finales del pasado año, entró en vigor la nueva ley de mejora de la protección de los consumidores y usuarios -Ley 44/2006, de 29 de diciembre-, que complementa a la de 1984 modificando varios artículos y añadiendo otros. Esta última es la que estipula la exigencia del cobro por minuto en los parkings.
Esta práctica de la zona azul no sólo es habitual de Vitoria sino que existe en casi todas las capitales españolas. La única que no cobra un canon fijo es Barcelona. Eso sí, sus tarifas son más caras que en otros lugares. La diferencia entre ciudades es el tiempo de la fracción obligatoria. Si en Vitoria es de media hora, en otras, como Castellón, Córdoba o Pamplona es de 15 ó 16 minutos. Ante esta situación, fuentes del Ayuntamiento de la capital alavesa señalaron que estudiarán el tema antes de aprobar las ordenanzas fiscales.

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude