Correo La propuesta planteada por la asociación de vecinos Hegoaldekoak de San Cristóbal para que el Ayuntamiento permita la habilitación de viviendas en lonjas abandonadas del barrio no tiene visos de salir adelante. Frente al PNV, que ya defendió la idea en una moción celebrada el pasado mayo y que logró el respaldo suficiente para salir adelante, socialistas y populares -que suman 18 de los 27 concejales de la Corporación vitoriana- adivinan «muchos riesgos» detrás de la iniciativa.
Según indicó ayer el concejal de Urbanismo, «tanto expertos en planeamiento como juristas coinciden en que son actuaciones difíciles de acotar, y que conllevan un peligro real de contagio de los precios, y de afección al pequeño comercio de los barrios». «De abrirse esta posibilidad, habría mucha gente que preferiría hacer una casa en su lonja que una tienda», agregó el edil socialista.
Si bien anunció su intención de reunirse en los próximos días con los promotores de la propuesta y de articular un foro de debate, Alonso se mostró partidario de abordar el tema con «prudencia y mesura» porque «no se trata de «matar moscas a cañonazos». «Somos conscientes de que hay muchos locales en situación de abandono, dejadez e insalubridad, y de que hay que ponerles remedio. Pueden servir para acoger semilleros de empresas, o talleres sociales, culturales o artísticos. Al Ayuntamiento llegan infinidad de reclamaciones en este sentido», aseguró.
Reflejo en el mercado
Las alternativas esgrimidas por el concejal de Urbanismo no convencieron a los jeltzales, que defendieron la redacción de una ordenanza municipal que regule la conversión de viviendas en lonjas, «como se está haciendo en Bilbao».
En el extremo opuesto se situaron, por su parte, los populares, que instaron al Gabinete Lazcoz a cerrar de inmediato un debate que, según aseguraron, «ya ha empezado a tener reflejo en el mercado inmobiliario y en los precios» de las decenas de locales de la ciudad que se encuentran cerrados a cal y canto, a verlas venir. Tendrán que esperar. El enésimo abordaje a esta cuestión no promete un recorrido mucho más largo.

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude