Segundo Foro Urbano de Paisaje de Vitoria-Gasteiz  “Las Entidades Locales tienen la responsabilidad de frenar la degradación urbana y de conseguir la plena integración de urbanismo y ecología, aprobando planes, programas y medidas tangibles que no comprometan el futuro de las generaciones venideras” Con esta frase del Presidente de la FEMP, Heliodoro Gallego, concluía el pasado mes de Julio las Jornadas del Segundo Foro Urbano de Paisaje de Vitoria-Gasteiz.

Hoy os traemos las conclusiones de este foro, asi como las políticas para la integración del urbanismo y ecología; sobre ellas se pronunció el secretario de la FEMP, Antonio Serrano, y puso de manifiesto que hacen falta “políticas correctoras en el ámbito urbano” y explicó que algunas de ellas “ya han sido puestas en marcha por el Gobierno”, como es el caso de la Ley del Suelo, que entró en vigor el pasado día 1 de julio, o las políticas de red de ciudades por el cambio climático y red de gobiernos locales para el incremento de la sostenibilidad en el horizonte del 2010, en referencia a las dos redes creadas en el seno de la FEMP. Serrano se refirió a Vitoria-Gasteiz como “ejemplo de buenas prácticas en el desarrollo sostenible de una ciudad”.
De las conclusiones destacar las siguientes, que os dejamos para su descarga directa de la pagina web del Foro:
CONCLUSIONES
PARTICIPACIÓN DE LA POBLACIÓN
La planificación del territorio no puede ser solamente incumbencia de los técnicos, sino que debería involucrar a la sociedad en general y a las poblaciones locales.
FRAGMENTACIÓN DEL TERRITORIO, DEL CONOCIMIENTO Y DE LA GESTIÓN
En el territorio intervienen muchos actores con diferentes intereses y miradas. Desde el punto de vista espacial estamos asistiendo, además, a una progresiva rotura del mismo en fragmentos cada vez más desconectados entre sí tanto
urbanísticamente como del medio natural. Por otra parte los acercamiento parciales y disciplinares, incluso en la forma de gestionar los planes, están facilitando que no exista una imagen del territorio en la que el ciudadano pueda
reconocerse. Fragmentación espacial, del conocimiento y de la gestión del territorio son problemas importantes que resulta imprescindible abordar si queremos conservar nuestro capital natural en condiciones adecuadas. De ahí la
importancia de establecer redes de trabajo y de intercambio de conocimientos.
BIODIVERSIDAD URBANA
Reconocemos que la mayor parte de la biodiversidad se encuentra fuera de zonas protegidas incluyendo pueblos, ciudades y zonas industriales. Hoy día se multiplican los esfuerzos para conocer y comprender esta diversidad biológica.
Situaciones del uso del suelo, tales como la intensificación de la agricultura, la deforestación masiva, el sobrepastoreo y la impermeabilización de vastos sectores del territorio hacen que la ciudad represente la última ocasión de sobrevivir para
ciertas plantas y animales. Los relictos de los ecosistemas locales y nuevos biotopos que se desarrollan en el área urbana y periurbana se transforman en componentes de conservación.
PAISAJE COMO TOTALIDAD
El paisaje constituye la amalgama de naturaleza, cultura y sociedad forjada a través del tiempo, y representa no solamente un elemento identitario para la sociedad humana , sino también un elemento que contribuye a reunir los factores y procesos en la estructura del paisaje mismo y sus interfases.
DIVERSIDAD GENÉTICA EN AREAS URBANAS Y PERIURBANAS
La conjunción de espacios urbanos con sus aledaños, en contextos comarcales rurales y semirurales permite encaminar esfuerzos de restauración y recuperación de variedades y razas de plantas económicas poco o nada conocidas y
reconocidas. Una situación similar existe con respecto a especies animales domésticas, aves, mamíferos, y más raramente, especies acuáticas.
SENSIBILIZACIÓN SOCIAL
La sociedad todavía no parece suficientemente consciente de los beneficios derivados del contacto con el medio natural particularmente para paliar o mitigar la creciente presencia de problemas ambientales. Se necesita un especial esfuerzo
de comunicación para transmitir información sobre los mismos.
VALOR ECONÓMICO DEL CAPITAL NATURAL
Como bien cada vez más escaso, e imprescindible para el funcionamiento de las áreas urbanas, el capital natural está empezando a adquirir un valor económico que, en un plazo medio, superará su valor urbanístico tal y como están empezando a considerar grandes empresas de inversión en todo el mundo. Sería un error
político, social y económico, que sociedades con un nivel de vida suficiente malgastaran este capital en el corto plazo para conseguir escasos (en algunos casos inapreciables) incrementos en el confort y posibilidades de consumo de los
ciudadanos.
SUELOS Y OCUPACIÓN DE SUELOS:
La consideración del suelo como un ente inerte, mineral y bidimensional y no como un elemento esencial viviente, dinámico y con funciones bien reconocidas es básicamente insostenible.
Con referencia a la relación plantas-suelo reconocemos que la contaminación de suelo puede frustrar los mejores esfuerzos para conseguir una ciudad más verde, bien sea mediante árboles, plantas decorativas o jardines y huertos familiares.
Con respecto a los bosques de plantación urbanos y periurbanos se reconoce la necesidad de gestionarlos adecuadamente atendiendo a los límites de vida de dichas plantaciones de acuerdo a las especies utilizadas .
CAMBIO CLIMÁTICO Y TERRITORIO
Se hace necesario pensar el territorio y en particular la conectividad de los espacios con la perspectiva del cambio climático que supone nuevos retos tales como la respuesta ante inundaciones, olas de calor o tempestades, contribuyendo
así a la economía de las regiones afectadas. Estos espacios de conectividad deberán poder asegurar la posibilidad de migración de especies que pierden condiciones favorables para subsistir.
Os dejamos el documento para su descarga:

Segundo Foro Urbano de Paisaje de Vitoria-Gasteiz

 

Fuente: Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz

Septiembre 10th, 2007

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude