Diario de Noticias de alava El Ayuntamiento creará, a propuesta del PNV, una comisión especial dedicada a analizar las quejas y sugerencias de los ciudadanos. El nuevo órgano estará formado por concejales de la nueva Corporación y servirá para mejorar y complementar el trabajo realizado por el Síndico. El portavoz nacionalista, Mikel Martínez, presentó ayer esta nueva herramienta a la que podrán acogerse los vitorianos cuando consideren lesionados sus derechos.

A la hora de tramitar sus protestas, los ciudadanos podrán elegir si su reclamación debe ser atendida por esta comisión o por el defensor vecinal. Además, tendrá la oportunidad de comparecer ante los ediles y presentar su reclamación cara a cara si así lo consideran oportuno los miembros de la comisión.
La comisión de quejas y sugerencias es una herramienta que ya contempla la Ley de Modernización Local, en la que podrá participar el propio Síndico, con voz pero sin voto. En opinión de Martínez, el objetivo de este órgano es doble. Por una parte, dotar a los ciudadanos de un nuevo medio de acceso a la Administración local y, por otra, implicar más a la Corporación en los problemas que preocupan a los gasteiztarras. Además, el portavoz jeltzale considera que, al estar formada por concejales, el Ayuntamiento se sentirá más obligado a cumplir las resoluciones que se dicten, una preocupación que el Síndico ya ha transmitido en más de una ocasión.
derechos La propuesta nacionalista ha sido bien acogida por PSE, EB y EA, mientras que el PP considera que esta herramienta ya existe y es la Comisión de Participación Ciudadana. Este consenso hace posible la continuidad de la figura del Síndico y la renovación del abogado Javier Otaola como defensor vecinal durante otros cinco años. Cabe recordar que se necesita el respaldo de tres quintas partes del Pleno (17 votos) para revalidarle en su cargo, cifra que suman PSE, PNV y EB.
El letrado bilbaíno hará frente a su segundo y último mandato. Vitoria fue la primera capital vasca en dotarse hace cinco años de esta figura encargada de velar por que las decisiones municipales no vulneren los derechos de los ciudadanos.

El PNV impulsa una comisión para estudiar las quejas de los vecinos de Vitoria

Correo Los vecinos de Vitoria contarán esta legislatura con un nuevo canal de comunicación para hacer llegar sus reclamaciones al Ayuntamiento. El PNV abogó ayer por crear una comisión especial de Quejas y Denuncias, una figura contemplada en la ley de Medidas para Modernización del Gobierno local. El nuevo foro propuesto, que ha sido recibido con buenos ojos por la mayoría de los partidos de la Corporación, servirá para «mejorar y completar» la labor del Síndico, que seguirá realizando funciones de mediación, información y recomendación.

Así, los ciudadanos que consideren que la Administración municipal ha lesionado sus derechos tendrán dos posibilidades a la hora de reclamar. Podrán acudir a la ventanilla del Defensor del Vecino y solicitar que éste estudie directamente su caso, como hace Javier Otaola desde 2002. O bien podrán solicitar que sus quejas sean atendidas por la comisión, un órgano que estará compuesta por concejales de todos los partidos y en el que el Síndico tendrá voz, pero no voto.
Y Deia dice así El PNV propone crear una Comisión de Quejas y Sugerencias
y Deia del día siguiente el sábado 8

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude