20 minutos/Correo /DNA/gara 2007.09.05. Los ecologistas quieren que se devuelva a los gatos a su hábitat natural. La nevera en la que se les acoge es un proyecto-piloto del Ayuntamiento.

Los gatos que pueblan las calles del Casco Medieval centran un verdadero debate en Vitoria. Estrenado el primer refugio para ellos en la nevera junto a la muralla, auspiciado por el Ayuntamiento como «un proyecto-piloto», cinco asociaciones proteccionistas exigieron ayer a la Corporación municipal que «los devuelva a su hábitat natural», informa El Correo Digital.

Los portavoces ecologistas reclamaron al Consistorio vitoriano que «dé marcha atrás» a esta idea para que los felinos regresen a sus colonias de origen.
En este sentido, representantes de la Asociación para un Trato Ético de los Animales , del Grupo Alavés para la Defensa y el Estudio de la Naturaleza, del Grupo Ecologista Gaia, de Ekologistak Martxan y de la Asociación de Amigos de los Gatos de Álava piden «un plan de gestión municipal para atender a los gatos allí donde estén».

Los gatos se encuentran ahora acogidos en el primer refugio para ellos en la nevera junto a la muralla

Además, los miembros de los colectivos proteccionistas pretenden «un cambio radical de la política del Ayuntamiento en la protección de los animales». En este sentido, creen que el asunto debe salir de las competencias del Departamento municipal de Sanidad y Consumo (Demsac) y formar un foro de debate que incluya a representantes de la Corporación y a grupos ecologistas.
Los portavoces proteccionistas se muestran muy críticos con el Ayuntamiento tras la reunión mantenida el pasado 30 de julio, a la que asistieron junto «a sólo una de las cinco asociaciones de vecinos que trabajan en el Casco Viejo». Barrenkale es, precisamente, la que se muestra partidaria del refugio para gatos en la nevera.
Los ecologistas critican «la falta de fiabilidad estadística de las denuncias por molestias de los gatos que se cursan a través del 010». El concejal de Asuntos Sociales, Peio López de Munain, declaró ayer que se mantendrá la experiencia-piloto, a la espera de un informe científico encargado a «personas del ámbito universitario».
Los ecologistas exigen al Ayuntamiento que devuelva los gatos del refugio a las calles

Correo  Los gatos que pueblan las calles del Casco Medieval centran un verdadero debate en Vitoria. Estrenado el primer refugio para ellos en la nevera junto a la muralla, auspiciado por el Ayuntamiento como «un proyecto-piloto», cinco asociaciones proteccionistas exigieron ayer a la Corporación municipal que «los devuelva a su hábitat natural».
Los portavoces ecologistas reclamaron al Consistorio vitoriano que «dé marcha atrás» a esta idea para que los felinos regresen a sus colonias de origen. En este sentido, representantes de la Asociación para un Trato Ético de los Animales, del Grupo Alavés para la Defensa y el Estudio de la Naturaleza, del Grupo Ecologista Gaia, de Ekologistak Martxan y de la Asociación de Amigos de los Gatos de Álava piden «un plan de gestión municipal para atender a los gatos allí donde estén».
Además, los miembros de los colectivos proteccionistas pretenden «un cambio radical de la política del Ayuntamiento en la protección de los animales». En este sentido, creen que el asunto debe salir de las competencias del Departamento municipal de Sanidad y Consumo (Demsac) y formar un foro de debate que incluya a representantes de la Corporación y a grupos ecologistas.
Estudio científico
Los portavoces proteccionistas se muestran muy críticos con el Ayuntamiento tras la reunión mantenida el pasado 30 de julio, a la que asistieron junto «a sólo una de las cinco asociaciones de vecinos que trabajan en el Casco Viejo». Barrenkale es, precisamente, la que se muestra partidaria del refugio para gatos en la nevera. Los ecologistas critican «la falta de fiabilidad estadística de las denuncias por molestias de los gatos que se cursan a través del 010».
El concejal de Asuntos Sociales, Peio López de Munain, declaró ayer a este periódico que se mantendrá la experiencia-piloto, a la espera de un informe científico encargado a «personas del ámbito universitario». «Después -añadió el edil socialista- tomaré una decisión que, posiblemente, no satisfaga a algunos».

Ecologistas rechazan el refugio para gatos del Casco por ser contrario a su hábitat natural

DNA Los grupos ecologistas y protectoras de animales alzaron ayer su voz para criticar, a partes iguales, la creación de un refugio para gatos callejeros como el “empecinamiento” del Ayuntamiento en su construcción. Kepa Tamames, de la asociación por un trato ético a los animales, criticó la captura de los gatos para encerrarlos en un refugio “que desnaturaliza su hábitat”.De hecho, Tamames afirmó que la gatera parece más un reclamo turístico que apoye la visita a las murallas medievales -junto a la que se ha construido-, que una medida por el bienestar de los felinos. “Vieron cuatro ruinas romanas y pensaron que poniendo unos gatos tendríamos la ciudad eterna”, ironizó Tamames.
La apuesta de los animalistas, de hecho, pasa por no crear refugios específicos sino trabajar con ellos allí donde residen las colonias de gatos silvestres. “Hay que garantizar su alimentación, que tengan agua potable, su higiene y prevención de infecciones”, narró Tamames. Pero respetando, en todo caso, su hábitat natural. Según denunció Andrés Illana, portavoz de Ekologistak Martxan, el Ayuntamiento no ha dado respuesta a los problemas que les plantearon en la reunión mantenida el 30 de julio. La delegación socialista -encabezada por el edil Peio López de Munain- “ha demostrado poca elegancia al tirar adelante con un plan que no tiene detrás un proyecto escrito que lo sustente, como ellos mismos reconocieron”, desveló ayer Illana.
A falta de un esbozo que regule su actuación, “una irregularidad protocolaria flagrante”, advierte Illana, la gatera cuenta ya con una partida presupuestaria de 18.000 euros. “Y la perrera municipal, sin embargo, lleva sin recibir un duro durante toda su vida”, se quejaba ayer otro miembro de los siete grupos ecologistas contrarios al refugio, quienes también descalificaron la actuación de los vecinos del Casco Viejo, que han denunciado las incomodidades que les crean los felinos.
Tampoco dejaron de criticar a Barrenkale, la asociación vecinal encargada de recoger a los gatos. “Será buena gente, altruista, pero el refugio no es mas que su capricho”, dijo Tamames, y el Ayuntamiento “se ha dejado llevar por ellos”.
Ecologistas de Gasteiz critican el refugio para gatos callejeros del Casco Viejo

gara Asociaciones ecologistas y protectoras de animales de Gasteiz expresaron ayer su rechazo al refugio para gatos callejeros creado en el Casco Viejo y exigieron al Ayuntamiento que devuelva a los animales a su hábitat natural, única forma que consideran efectiva para mantener a los felinos en buen estado.
Según denunciaron en rueda de prensa, desde hace más de mes y medio, la asociación de vecinos Barrenkale recoge gatos de la zona y los traslada al veterinario para desparasitarlos y castrarlos.
Posteriormente los depositan y alimentan en un recinto vallado del Casco Viejo, concretamente en una «nevera» del siglo XIX situada junto a los restos de la muralla original de la ciudad. Para desarrollar este proyecto, dicha asociación vecinal ha recibido del ayuntamiento gasteiztarra una cantidad de 18.000 euros.
Portavoces de las organizaciones ecologistas y de protección de animales denunciaron el traslado de estos gatos a «una especie de jaula» y criticaron al Ayuntamiento por apoyar esta iniciativa sin tener en cuenta la opinión de estas asociaciones.
Denunciaron que la Corporación ha destinado una partida económica para este refugio a un grupo de vecinos «sin que haya un proyecto escrito» del mismo y reclamaron al Ayuntamiento un cambio de su política de protección de animales mediante la creación de un foro de participación con las asociaciones.
El «único» método conocido para que los gatos callejeros estén en buenas condiciones es, a juicio de las citadas asociaciones, proporcionarles tratamientos de esterilización e higiénicos y llevarlos de nuevo a su territorio.

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude