El correo El Ayuntamiento de Vitoria estudia modificar algunas de sus ordenanzas para tratar de evitar que vehículos en venta ocupen de forma continuada plazas de aparcamiento en distintas zonas de la ciudad. Así lo indicaba ayer a EL CORREO un portavoz municipal.


Vecinos de Zaramaga denunciaron públicamente hace pocos días las dificultades que afrontan, por esa causa, para estacionar sus automóviles en algunas zonas del barrio, sobre todo en las más próximas al centro comercial El Boulevard. Y es que la afluencia de público a ese complejo ha convertido a algunas calles, como Reyes de Navarra o Zaramaga, en un escaparate para la comercialización de coches de segunda mano.
Los residentes en ese distrito sospechan, además, que buena parte de los automóviles que exhiben el cartel de ‘se vende’ no pertenecen a particulares sino a empresas dedicadas a la venta de vehículos de ocasión, que aprovechan el elevado tránsito de la zona para exponer sus ofertas. De hecho, han observado que el teléfono de contacto que figura en muchos de esos coches es el mismo.
Ejemplos cercanos
El Consistorio vitoriano reconoce que en este momento existe un «vacío legal» que impide actuar de frente contra esa práctica. No en vano, la Policía Local tan sólo puede intervenir cuando considera que algún vehículo está abandonado, lo que sucede cuando detecta que lleva aparcado en el mimo sitio más de 30 días. En esos casos, el automóvil es retirado al depósito municipal a la espera de que alguien lo reclame. «Si el tiempo de aparcamiento rebasa los siete días, se sanciona al propietario por estacionamiento continuado», apuntaron fuentes policiales.
Entre las posibles medidas que contempla implantar el Ayuntamiento figuran «cambios» todavía no concretados «en la Ordenanza de Tráfico y en la de Limpieza», según apuntó ayer un portavoz del equipo de Gobierno consistorial.
Algunos municipios vizcaínos tomaron cartas en el asunto hace varios años. En Getxo, por ejemplo, se controla el tiempo de aparcamiento de los coches en venta y se imponen sanciones. Y en Leioa está prohibida esa actividad.

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude