Diario de Noticias de Alava El uso de la bicicleta en la capital alavesa cuenta con más de un escollo. En una de las ciudades con decenas de kilómetros de carriles bici, el uso de este transporte se ve limitado a casi un uso lúdico. La mayoría de los ciclistas urbanos recurre a este vehículo para los paseos de fin de semana. En los días de labor, en cambio, la ciudad coloca más de una traba para disuadir a los potenciales usuarios de disponer de ese elemento en su quehacer cotidiano. La convivencia con el tráfico rodado no es fácil para los ciclistas urbanos. Algunos carriles tampoco se encuentran en óptimas condiciones de trazado y de mantenimiento. Pero, por si fuera poco, disponen de muy pocas facilidades a la hora de aparcar sus vehículos en determinadas zonas de la ciudad.La Asociación Gasteizko Bizikleteroak, en su informe sobre la situación de los aparcabicis en la ciudad, revela que existen barrios de Vitoria donde los estacionamientos para este tipo de transporte son casi anecdóticos. Zonas como Santa Lucía o Betoño apenas disponen de un único lugar de aparcamiento de bicis. Pero tampoco Abetxuko, Aranzabela o Desamparados cuentan con más de tres lugares para ese propósito, pese a que las distancias al centro de la ciudad harían aconsejable este tipo de transporte.
En el otro lado de la moneda, en cambio, se sitúan las zonas más céntricas y algunas con servicios -bibliotecas, centros comerciales- de gran acogida entre la población. Así, Lovaina es el barrio con más puntos de estacionamiento de toda la ciudad (16). Le siguen Mendizorroza y El Ensanche (14). Sin embargo, estas dos zonas cuentan con unos puntos más amplios y disponen de la mayor capacidad de plazas para estos vehículos a pedales -Mendizorroza dispone de una capacidad estimada de 352 plazas y El Ensanche con 192-. San Cristóbal, San Martín, Txagorritxu y Aranbizkarra se sitúan entre las zonas privilegiadas con una decena, como mínimo, de aparcabicis. En el resto, la demanda del colectivo de ciclistas urbanos es eterna.
No obstante, en el pormenorizado estudio elaborado para el Ayuntamiento vitoriano, los ciclistas urbanos también destacan la ubicación deficiente de la mayoría de los estacionamientos. De los 167 existentes sólo uno (en el centro de la ciudad) se encuentra señalizado, según destaca ese informe. En el resto, sólo uno de cada tres se ha instalado en un lugar con buena visibilidad, que se puede ver desde todos los ángulos.
Respecto a la utilidad de estos elementos, el 25% de los estacionamientos no tiene ningún residente en un radio de 50 metros. Y en los mismos porcentajes están los aparcabicis que, a la hora de elaborar ese estudio, o bien contaban con elementos deteriorados o bien tenían defiencias en la pintura.

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude