El correo La asociación de vecinos Hegoaldekoak de San Cristóbal va a pedir en septiembre al Ayuntamiento que permita transformar las lonjas vacías en pisos para jóvenes y estudiantes. El colectivo quiere que se aplique en este barrio del sur de Vitoria la misma iniciativa que se va a poner en marcha en el Casco Viejo. Y es que desde que en febrero se aprobara el nuevo plan urbanístico de la almendra medieval, el Consistorio ha resuelto de un manera favorable una quincena solicitudes para poder habitar bajos en desuso.

Hegoaldekoak pretende, de esta forma, potenciar San Cristobal, una zona de la ciudad «que se ha quedada vieja», según reconoce a EL CORREO el presidente de la asociación de vecinos, Miguel Ángel Ruiz. A su juicio, la conversión de lonjas en viviendas contribuiría a contener las rentas que los caseros cobran a los estudiantes del campus alavés de la UPV cuando alquilan un piso o una habitación durante el curso. «Es mucho mejor esta solución que plantearse construir una megaresidencia como se había hablado en un principio», señaló. Al mismo tiempo, Ruiz reclama al Consistorio que trabaje para «reanimar» el barrio, que se está «quedando muerto».
Para los vecinos resulta «imposible» que se pongan en marcha nuevos comercios o pequeñas empresas, a pesar de que el precio de los alquileres de los locales es «el más bajo» de Vitoria. «Con tanto centro comercial y grandes almacenes, nadie puede abrir una tienda», se queja Ruiz.
Hegoaldekoak apuesta por una política que beneficie a los pequeños propietarios, que tienen una lonja sin rentabilizar y por la que «pagan muchos impuestos». «Estos lugares no pueden estar simplemente para que haya ratas», advirtió el responsable de la asociación.
En cualquier caso, este colectivo ya ha mantenido contactos «informales» con miembros del equipo de gobierno del socialista Patxi Lazcoz. En principio, «han sido receptivos a nuestras demandas», detalló Ruiz. Pese a ello, deberán realizar «una petición formal» en septiembre.
Derribar edificios
Ésta, sin embargo, no es la única propuesta que elevarán este otoño al Ayuntamiento para mejorar la calidad de vida de la zona sur. Hegoaldekoak pedirá que se estudie la posibilidad de derribar una decena de bloques construidos en los años 50 y 60 para levantar en su lugar pisos nuevos con más alturas. «Sería algo parecido a lo que ha ocurrido en Errekaleor», concretó.
Además, demanda el traslado del parvulario y de la escuela infantil, ubicados en el Campo de los Palacios, a la zona del colegio de San Ignacio, en la calle Iturritxu. «Ahora están junto al cruce con más tráfico y humos de coches del barrio», denuncia. Entre sus peticiones se incluyen, asimismo, el arreglo de callles como Herminio Madinabeitia y Txistularis, entre otras muchas, que están «abandonadas desde hace años».

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude