El Correo La Policía Municipal decidió ayer mantener la vigilancia en la zona de Coronación para evitar nuevas quemas intencionadas de vehículos, pese a la detención, el miércoles, del supuesto pirómano, un joven de 28 años que reside en ese mismo barrio vitoriano, según pudo saber EL CORREO. «Hasta que no se confirme si ese individuo es el autor de los incendios que le atribuye la Ertzaintza, el dispositivo especial continuará», aseguró un portavoz oficial del Ayuntamiento.


El arrestado, A.A.B., permanecía ayer en dependencias de la Policía vasca a la espera de ser puesto a disposición judicial. «La investigación todavía no se ha cerrado», se limitó a indicar el Departamento vasco de Interior.
La Ertzaintza había asegurado el miércoles que A.A.B. era el supuesto autor de la quema de «numerosos vehículos» en Vitoria, incluidos los cuatro turismos y el ciclomotor incendiados esa misma madrugada y los dos que ardieron el domingo. Su detención sorprendió a la Guardia Urbana. «Nosotros no sospechábamos de él, sino de otros dos o tres individuos, algunos también residentes en la zona. Ahora lo que hay que determinar es si A.A.B. es el autor de todos esos delitos o si también han intervenido otras personas», señalaron a este diario fuentes policiales.
Para quienes viven o trabajan en Coronación, especialmente en las calles donde se han producido los últimos incendios de vehículos, la detención ha supuesto un alivio. Sin embargo, hay quienes se confiesan preocupados aún, como un comerciante del Mercado del Ensanche. «Lo meten por una puerta y lo sacan por otra. Así funciona la Justicia». Airado, llega incluso a plantear que «si lo pillo, lo mato, porque al haber un arresto los seguros no se hacen responsables. No me ha tocado, pero se le tenía que colgar». El carnicero Juan Manuel Arrizabalaga, por su parte, argumenta que «aquí el que más y el que menos trabaja con vehículos en su negocio y los deja en la zona. Ha sido algo muy preocupante porque, además un coche quemado puede explotar y afectar a las ventanas o a las lunas».

coche-quemado-miercoles080807.jpg
«Estamos hartos»
Un empleado de un restaurante de la zona, tras estacionar en la calle Aldabe, explicaba que «como he estado trabajando todas las fiestas, he seguido por la Prensa estas incidencias. Me parecía más cosa de vandalismo que de un pirómano».
Otro vecino tampoco está muy convencido de que se trate de una sola persona, y ni siquiera de que la Policía haya acertado con el arresto. «Estamos hartos», enfatiza, y aprovecha para señalar el estado de las obras en la calle Kutxa. Eso sí, comparte la sensación de tranquilidad con una vecina de esta misma calle. La residente en el portal más cercano al punto donde fue incendiado el ciclomotor se confiesa aliviada tras haber vivido «con bastante preocupación. Sobre todo, ayer, porque lo primero que pensé fue que la moto podía haber estado junto a esta casa. Si llega a estar, podía haberse quemado la instalación del gas, del teléfono,… todo», explica.

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude