El Correo Los vándalos intentaron dar fuego a otro turismo en la misma calle cuatro horas antes La Policía Local descarta que se trate de un acto de ‘kale borroka’ Los vándalos volvieron a hacer de las suyas la madrugada del sábado al domingo. Uno o más pirómanos quemaron hacia las siete de la mañana un coche que se encontraba aparcado en la calle Eulogio Serdán, según informó la Policía Local. El fuego afectó principalmente a la parte delantera del vehículo, un Fiat Stilo. La rápida actuación de los bomberos evitó que las llamas fueran a más. En concreto, los especialistas de Aguirrelanda rompieron una de las ventanas del turismo para introducir espuma en el interior y apagar el incendio rápidamente.


Los autores de la fechoría utilizaron el conocido como ‘método de la rendija’ para quemar el coche, según las primeras hipótesis. «Introdujeron un papel o plástico ardiendo por las ranuras del radiador», detallaron fuentes de la investigación. En cualquier caso, la Guardia Urbana descartó que el ataque se tratase de un acto de ‘kale borroka’ y lo vinculó a la actuación de uno o más pirómanos que llevan tiempo actuando en la zona de Coronación.
Con éste, ya son 20 los sabotajes perpetrados este año en coches estacionados en las inmediaciones del centro cívico Aldabe. El último episodio se vivió el pasado 7 de julio. Ese día, los gamberros trataron de incendiar seis turismos en las calles Eulogio Serdán y San Vicente de Paúl. De nuevo, la actuación de los bomberos evitó que ardieran por completo.
Entre febrero y mayo se contabilizaron otros tres sabotajes más, con el resultado de 13 vehículos quemados parcial o completamente. En cualquier caso, los gamberros no reducen su área de actuación a este céntrico barrio. Así, dieron fuego a cuatro turismo en Adurza la pasada primavera y a otros cuatro en Lakua, a mediados de julio.
Dispositivo policial
Tras la oleada de incendios de contenedores -cerca de 150 en lo que llevamos de año- y vehículos que ha sufrido la ciudad en los últimos meses, la Policía Municipal puso en marcha a finales de julio un dispositivo especial para tratar de identificar a sus autores. Sin embargo, sus investigaciones no han tenido éxito todavía.
«Los gamberros deben saber que habrá mano dura contra ellos», advirtió a este diario el concejal de Protección Ciudadana, el socialista José Manuel Bully. La Policía reconoce sin embargo «la dificultad» para echarles el guante, ya que acostumbran a actuar en calles diferentes cada vez y durante las noches de los fines de semana

LOS DATOS

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude