Diario de Noticias de Alava Ya se está tramitando la construcción de una mezquita en la zona de Adurtza y San Cristóbal, y las asociaciones vecinales no han recibido ninguna noticia al respecto. “Indignación”, es lo que siente el representante de Adurtzakoak, Ángel Gutiérrez Angulo. “El Ayuntamiento tiene que escuchar a los habitantes de la zona y, si la mayoría es contraria a la mezquita, ceder a la presión”, sentencia.

¿Cómo ha acogido la noticia de la futura sede musulmana?
Con indignación, porque me he tenido que enterar a través de los medios de comunicación. El Ayuntamiento, como de costumbre, en ningún momento ha informado a las asociaciones vecinales.
¿Tampoco les han avisado quienes han iniciado la recogida de firmas contra el templo?
Tampoco. Es posible que no hayan podido contactar con la asociación, ya que el centro social ha permanecido cerrado estos días.
¿Apoya la campaña de rúbricas?
Sin duda. Primero, porque ya es hora de que los políticos cuenten con la opinión de los vecinos. Y, en segundo lugar, porque personalmente no recibo de buen grado el hecho de que se habra este local.
¿A qué se deben estas reticencias?
Creo que puede crear problemas en el barrio. Teniendo en cuenta la experiencia de los locales del Casco Viejo, es probable que generen ruidos y molestias.
Pero en la ‘almendra’ medieval nunca se han registrado quejas de consideración.
Puede ser, pero en mi opinión sí tiene sus desventajas tener una mezquita debajo del portal.
¿Como cuáles?
Además del posible jaleo, no descarto que los bares pierdan clientes con el aumento de inmigrantes.
¿Existen conflictos raciales en Adurtza o San Cristóbal?
Son barrios muy tranquilos y hasta ahora no hemos tenido grandes problemas. Sin embargo, ayer mismo unos gitanos robaron ropa de un tendedero del número 36 de la calle Heraclio Fournier.
¿Intentará que se paralice el proyecto?
Espero que la presión vecinal evite la apertura de la mezquita. Eso sí, aún no sabemos si la mayoría se opone a la iniciativa.
En caso contrario, ¿aceptarán la instalación de la sede musulmana?
Por supuesto. Pero, por ahora, lo primero es empezar a hablar entre los vecinos y el Ayuntamiento.

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude