Diario Noticias de Alava Insisten en que el dispositivo les provoca dolor de cabeza, dificultad para dormir y otros problemas de salud más gravesHace dos meses que no paran los vecinos de los 20 portales de Arana afectados por la antena de telefonía que corona la iglesia de San José. Desde que se reunieron para planear una movilización contra el dispositivo, han constituido una comisión de ocho personas, han buzoneado información en 50 edificios del entorno y han iniciado una ronda de contactos con los grupos del Ayuntamiento para conseguir la retirada de la estructura. Todo porque, según argumentan, la presencia del aparato les provoca dolores de cabeza, dificultades para dormir y problemas de salud más graves.

De momento, el nuevo equipo de gobierno municipal no ha reaccionado, pero puede que la pasividad institucional acabe ya. Además de estar seguros de que la antena provoca efectos perniciosos, las indagaciones de los propios vecinos han servido para constatar que ese antiguo dispositivo incumple, al parecer, la legislación vigente. La normativa obliga a colocar estas instalaciones radioeléctricas a más de cien metros de los espacios sensibles: centros educativos, ambulatorios, hospitales, parques públicos, residencias y geriátricos. Y precisamente el dispositivo ubicado en el tejado de los locales de la parroquia se encuentra, según los residentes, “justo encima” de la escuela infantil de Arana. Por eso, los afectados han solicitado al Consistorio una reunión urgente con todas las formaciones para tratar el asunto.
En ese encuentro los vecinos esperan que el Ayuntamiento les informe de las condiciones técnicas de la antena y de la adecuación de la licencia a la normativa. Eso sí, independientemente de que estén en lo cierto respecto al incumplimiento de la ley, ellos volverán a insistir en “la necesidad de retirar” el dispositivo. Y no sólo porque, a su juicio, les produzca problemas de salud. También, porque esa estructura se instaló “sin el conocimiento preceptivo de los portales afectados”.
El portavoz de la asociación Zazpigarren Alaba, Guilllermo Perea, tiene claro que, ante todo, los vecinos tienen que estar al corriente de las posibles afecciones que conlleven las antenas de telefonía. Sólo cuando hayan recibido toda la información, los residentes podrán valorar las ventajas e inconvenientes de las multitudinarias ofertas para instalar uno de esos aparatos sobre el tejado de casa. Los que ya se han pronunciado son los habitantes del entorno de la iglesia de San José, pero no sólo por la presencia del antiguo dispositivo electromagnético.
Según afirma Zazpigarren Alaba, la misma empresa que hace años colocó la antena en la azotea de la parroquia trató de montar “hace muy poco tiempo” otra en el mismo punto. Inmediatamente, los vecinos impulsaron una recogida de firmas en contra de la nueva operación. Y, esta vez, la iniciativa surtió efecto. “Parece ser que el Ayuntamiento ha intervenido para impedir su instalación”, aventura Guillermo Perea. Por eso, los vecinos confían en que el Ejecutivo local repita el gesto de consideración. Mientras tanto, no descartan nuevas acciones e, incluso, reivindicaciones conjuntas con otros barrios de la ciudad también sometidos a las radiaciones electromagnéticas de la telefonía.

var uri = ‘http://impes.tradedoubler.com/imp?type(js)pool(54964)a(1048050)’ + new String (Math.random()).substring (2, 11);document.write(”); var td_flashinstalled = 0; var td_browserFlashversion = 0; MSDetect = “false”; if (navigator.plugins && navigator.plugins.length){ td_x = navigator.plugins[“Shockwave Flash”]; if (td_x){ td_flashinstalled = 2; if (td_x.description){ td_y = td_x.description; td_browserFlashversion = td_y.charAt(td_y.indexOf(‘.’)-1);}} else { td_flashinstalled = 1; } if (navigator.plugins[“Shockwave Flash 2.0”]){ td_flashinstalled = 2; td_browserFlashversion = 2; }} else if (navigator.mimeTypes && navigator.mimeTypes.length){ td_x = navigator.mimeTypes[‘application/x-shockwave-flash’]; if (td_x && td_x.enabledPlugin) td_flashinstalled = 2; else td_flashinstalled = 1; } else{ MSDetect = “true”;} on error resume next If MSDetect = “true” Then For td_i = 2 to 9 If Not(IsObject(CreateObject(“ShockwaveFlash.ShockwaveFlash.” & td_i))) Then Else td_flashinstalled = 2 td_browserFlashversion = td_i End If Next End If If td_flashinstalled = 0 Then td_flashinstalled = 1 End If var td_width = “250”; var td_height = “250”; var td_flashFile = “http://hstes.tradedoubler.com/file/20683/flash/ta_250x250.swf”; var td_flashVersion = “7,0,0,0”; var td_flashWindowMode = “window”; var td_backupImage = “null”; var td_linkUrl = “http%3A%2F%2Fclk.tradedoubler.com%2Fclick%3Fp%3D20683%26a%3D1048050%26g%3D876294%26pools%3D54964”; var td_backupLinkUrl = “http://clk.tradedoubler.com/click?p=20683&a=1048050&g=876294&pools=54964”; var td_strFlash = “”; var td_strBackup = “”;

por toda la ciudad
Coronación. El caso de los vecinos de Arana recuerda al vivido en Coronación. Hace un año, la asociación Errota Zaharra impulsó una comisión que se encargó de transmitir al Consistorio su preocupación por las continuas ofertas para instalar antenas de telefonía en la zona. En junio, con la colaboración de la Policía Local, se paralizó la instalación de uno de esos dispositivos en la calle Simón de Anda.
Abetxuko. En junio del año pasado, Medio Ambiente constató que una empresa había iniciado la instalación de una antena telefónica sin contar con ningún tipo de licencia o permiso.
Arana. Los afectados se quejan de que la vieja antena se instalara sin su consentimiento. Precisamente hace unas semanas una empresa intentó colocar un nuevo aparato en el tejado de San José, pero el Ayuntamiento paralizó la operación tras saber del rechazo de los vecinos.

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude