Fundación Adunare ‘Aunar, juntar con fuerza’. De ahí viene el nombre de la Fundación Adunare y esos son los objetivos del trabajo que desempeña en ocho barrios de la ciudad de Zaragoza: integrar, mediar y unir proyectos de participación e inserción.
La es el resultado de la voluntad de ocho entidades dedicadas a la acción social que se unen para poner en marcha proyectos diferentes, dedicados a la infancia y la adolescencia, a la interculturalidad, la salud mental o la inserción, pero con los mismos objetivos.

Aunque cada proyecto se plantea y se adapta a las distintas realidades de cada barrio y a las diferentes necesidades de los usuarios, Adunare tiene principalmente dos líneas de trabajo.
Por un lado, promover los procesos de educación, de participación, de protagonismo y dirigir que posibiliten la inserción en integración de las personas, familias y colectivos que vienen siendo víctimas de las crecientes dinámicas de exclusión y desigualdad que genera la sociedad. Por otro, globalizar estrategias de solidaridad, trabajando en colaboración con otras entidades afines, propiciando medidas y procesos que muestren que es posible organizar la sociedad al servicio de todas las personas.
De hecho, el proceso de adaptación al que se han sometido las ocho entidades fundadoras de Adunare, que existían de forma independiente desde los años 80, también sigue esta filosofía ‘global’. “Nos planteamos crear una estructura que no fuera exclusivamente de coordinación. Queríamos ser más eficaces y buscar mayor calidad sin perder la sensibilidad y la transparencia que se suele relacionar con las pequeñas entidades”, explica Mabel López, la directora de Desarrollo de Recursos Humanos de la Fundación.
Eficacia, sensibilidad, calidad y transparencia
Tal y como explican, desde la Fundación, uno de los retos de las organizaciones que la integran ha sido adaptarse a un nuevo espacio, un nuevo equipo y a un marco mucho mayor. “A veces digo que nos encontramos en la fase del ‘hijo perdido’. Nos cuesta asumir la globalidad de la entidad. Algunos hablan de ‘mi’ proyecto”, afirma Mabel.
Pero sin duda, el hecho de unirse les ha reportado beneficios importantes y les ha llenado de energía para afrontar nuevos retos. A la hora de tratar con las administraciones, por ejemplo, también han notado la efectividad de la unión de fuerzas. A través del ocio y del tiempo libre, Adunare busca desarrollar conductas socializadoras y solidarias
“Hay momentos con la administración en los que ser grande y fuerte es mejor”, explica Mabel. Además, “cogiendo lo mejor de cada cosa nos sale lo mejor en lo global”, añade.
Adunare pone en marcha proyectos y actividades dirigidas en cinco líneas de actuación: infancia, juventud, adultos, mediación e inserción.
La inserción sociolaboral tiene un gran peso dentro de las iniciativas que saca adelante la Fundación. Adunare trabaja con proyectos dirigidos a personas con muchas dificultades de acceso al mercado laboral y colabora con diferentes empresas de inserción. Reformas, ayuda a domicilio, artes gráficas, jardinería o confección son algunas de las experiencias a través de las cuales las personas con más dificultades para encontrar empleo pueden introducirse en el mundo del trabajo.
La Fundación inicia este proceso a través de iniciativas de formación cultural básica en las que se enseñan las destrezas necesarias para desenvolverse en la sociedad, de ocupación educativa del tiempo libre, de formación laboral, todas dirigidas a que los asistentes a los talleres adquieran conocimientos y técnicas que faciliten la búsqueda, obtención y mantenimiento de empleo.
Otra de las vertientes en las que trabaja Adunare es la mediación intercultural. La Fundación asesora a organizaciones, públicas o privadas, que deseen ser competentes interculturalmente y actúa en situaciones de conflicto originadas por la diversidad cultural.
A través de los diferentes Centros de tiempo libre y las actividades de animación deportiva para niños y adolescentes, la Fundación busca desarrollar conductas socializadoras y solidarias en los barrios de la ciudad. Actualmente, Adunare atiende de manera estable a unos 500 niños y adolescentes.
Más información:
Fundación Adunare

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude