DIARIO DE NOTICIAS DE ALAVA. El portavoz de Gasteiz Txiki, Iñaki Nuño, constata que se han cometido al menos 20 asaltos durante el último mes
vitoria. Los vecinos del Casco Viejo de Vitoria comentan desde hace semanas que el barrio ha experimentado un significativo aumento en el número de robos e intentos de atraco a locales de todo tipo desde hace más o menos un mes. Las actuaciones de los cacos, tal y como indican los propios afectados, se concentran en las calles Cuchillería, Pintorería y Zapatería, y se materializan tanto en establecimientos comerciales como en viviendas particulares. Según indicó ayer el presidente de la asociación de vecinos Gasteiz Txiki, Iñaki Nuño, la preocupación de los residentes en la almendra medieval es “creciente”, sobre todo debido a la “pasividad” de los agentes municipales, cuya presencia en la zona es, a juicio del portavoz vecinal, “totalmente nula” a pesar de que se han cometido al menos 20 atracos en el último mes.

De acuerdo con lo expuesto por los vecinos de las tres citadas calles, los robos comenzaron a producirse hará unos dos meses y desde entonces no han dejado de sucederse. Nuño calificó lo ocurrido de “muy extraño”, ya que uno de los locales asaltados ha sido la sede de un colectivo social de la zona sin ningún interés para los ladrones. “Este local carece de tesorería o de elementos materiales que puedan ser robados. ¿Qué pretendían llevarse? ¿Los carteles? Nos parece realmente extraña la forma en que se están produciendo estos atracos”, aseguró Iñaki Nuño.
El representante de la asociación del Casco Viejo manifestó que, bajo su punto de vista, esta oleada de robos no es un hecho aislado sino que obedece a “causas desconocidas”. “No sabemos lo que está sucediendo ni por qué, pero es al Ayuntamiento al que le toca esclarecer lo sucedido”, puntualizó.
Nuño responsabilizó de los hechos a la ausencia de una presencia policial lo suficientemente importante como para disuadir a los autores de los atracos de llevar a cabo sus propósitos. Así, se cuestionó por “la presencia de las brigadas de la Policía Municipal que se crearon para incrementar la seguridad en el barrio y cuya presencia es totalmente nula”.
También aseguró desconocer el paradero de los integrantes de la unidad de Policía de Barrio, que, señaló, “ha dejado de patrullar por las calles, o por lo menos los vecinos de la zona no tenemos constancia de que aparezcan por aquí”.
Tampoco la efectividad de las numerosas cámaras de videovigilancia instaladas por el Consistorio en el Casco Viejo escapó a las críticas del responsable de la agrupación vecinal. En este sentido, Nuño puso en entredicho la función que cumplen y subrayó que, “desde luego, no sirven para evitar los robos ni para identificar a sus autores”. “En su día ya denunciamos la implantación de estas cámaras y ahora reiteramos que su eficacia es absolutamente nula”, concluyó.
policia municipal
La Policía Local no ha constatado un incremento en el número de atracos
La Policía Municipal aún no se ha planteado cómo actuar ante el incremento de robos que, según los vecinos del barrio, sufre el Casco Viejo, principalmente porque, según ha podido comprobar este diario, en Aguirrelanda no existe constancia de que se haya producido. Según comunicaron ayer varios agentes del cuerpo que realizan labores de vigilancia en la almendra medieval, el volumen de robos cometidos en la zona es “el habitual” y no ha sufrido variaciones a lo largo de los últimos meses.
Los agentes consultados explicaron que el número de viviendas robadas en el casco Antiguo se mantiene estable y que sólo se registran leves variaciones en el volumen de atracos que se producen en determinados locales durante las noches de los fines de semana. “Las denuncias que proceden del Casco Viejo suelen hacer referencia a robos de prendas de vestir en el interior de algún local de hostelería, a pequeños robos en la calle e incluso a alguna sustracción puntual de vehículos, pero no es habitual recibir llamadas de alerta sobre asaltos a viviendas o a locales”, aseguraron dichas fuentes policiales.
El presidente de la asociación de vecinos Gasteiz Txiki, Iñaki Nuño, explicó que es posible que los afectados por los robos no hayan denunciado lo ocurrido tras comprobar que no faltaba nada en sus domicilios y valoró la posibilidad de que los agentes no sean conscientes de la realidad que vive la zona debido a que el volumen de denuncias se mantiene dentro de los estadísticas normales para el barrio.
“Es probable que muchos de los vecinos que han sido víctimas de un atraco en sus casas sólo hayan sufrido daños en las cerraduras porque finalmente los ladrones no se han llevado nada y, por esta razón, se han limitado a repararlo y no han tramitado la denuncia. También existe un número importante de casos en los que los ladrones han tratado de forzar la entrada a la casa y no lo han logrado, con lo que los afectados tampoco han denunciado. Por todo ello, pedimos a los vecinos del Casco Viejo que informen a la asociación de todos los robos cometidos para dar cuenta a la Policía Municipal y pedir a los agentes que obren en consecuencia”, señaló Nuño

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude