Izaronews.
Mikel González (Mikelon)
El hijo de Gloria murió, se lo llevó el caballo, pero era como de la familia y nos dijo donde les compraban el oro robado a los yonquis del barrio. Era en las joyerías, claro. ¿Y donde se blanquea el dinero de verdad, el de la droga y el de la especulación, el de los pisos patera, sino en un banco o a través del famoso ladrillo?.
Mi amigo, pintor de brocha gorda y marroquí, que trabaja 12 horas diarias para un negrero autóctono no lo blanquea, seguro. No tiene tiempo.
Otro viejo amigo, también marroquí, tuvo un bar y lo tuvo que cerrar, intenta vivir de una tienda pero entre los follones de alrededor de la Hostelería nocturna y la maquinaria infernal del Ayuntamiento lo pasa mal. Este amigo de todos está enfrentado con los conocidísimos camellos del lugar porque no guarda dinero en su local, pero el trato que recibe de la Policía Municipal recién llegada, (tipo rambo pero con txapela) no es demasiado amable. Claro, siempre con la orden de Julia Madrazo y el Urbanismo bajo el brazo.

Los Comerciantes “oficiales”, a los que les subvenciona el administrador las mismas instituciones que han dejado medio morir nuestro barrio dicen por boca de su presidente y joyero “que hay que controlar la inmigración”. Aunque a él, claro, nunca le han atracado ni blancos ni negros, ni gitanos ni árabes. Al calor de los miles de millones de “Europa” que en realidad pagamos todos se han montado empresas y comercios, y en la página web de una de ellas encontramos propuestas como:
-No permitir empadronamientos en el distrito a nuevos inmigrantes.
-Permitir actuar a la Policía Nacional en identificación y expulsión de inmigrantes ilegales.
-No financiar proyectos repetidos, y dotar al distrito de pymes que ofrezcan variedad de productos y servicios.
-Máximo respeto a la población nativa. – Seguridad –
-Encontrar la solidaridad, comprensión y apoyo efectivo de los responsables sociales con los vecinos históricos.
-Ninguna permisividad social, política
Es evidente, todo un programa de discriminación más intensa todavía para el que encima quieren subvenciones, por las cuales compiten con decenas de Asociaciones, Ongs, etc..
Es curioso, porque a “algunos Comerciantes” de nuestro barrio no les preocupan las pensiones de miseria en la que viven cientos de ancianos, ni el paro que es un 5 % más alto que en el resto de Bilbao, ni los pisos patera cuyos propietarios son clientes de postín e incluso puede que socios de la Asociación de Comerciantes.
Evidentemente, tampoco les ha importado que en 1997 un piso de 100 m2 costara cinco millones y ahora cueste 40; como en su día no les importó el sufrimiento de miles de mujeres esclavas sexuales que forjaron la leyenda del barrio chino donde corría el dinero a raudales.
Los históricos, con mas de 40 años viviendo en este barrio sabemos también que “algunos comerciantes” solo se preocuparon de la droga cuando se hizo tan masiva que los toxicómanos tapaban las puertas de sus negocios, cuando ya habían muerto docenas de jóvenes.
Los históricos también sabemos que hace 10 años, en las más duras protestas de su historia contra la droga y la especulación, los vecinos no comerciantes de este barrio vimos como esta Asociación nos abandonaba en nombre de una promesa, la de la Mesa por la Rehabilitación. Lo que ha ocurrido, como siempre, es que Roma no ha pagado.
“Algunos comerciantes”, a los que Roma no ha pagado todo lo prometido, no merecen un enfrentamiento en nuestras calles.
Vecino trabajador, jubilado, parado, estudiante, tasquero y tendero, ni caso al color de la piel ni al lugar de procedencia.
A lo nuestro, contra la droga, pero también a por pensiones dignas, salarios suficientes, vivienda digna y barata, a por derechos iguales para todos.
“Algunos comerciantes” no hacen un barrio, ni una ciudad ni un país, los hacemos nosotros. Juntos podemos.

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude