GARA.
La Comisión de Fiestas de Iturrama rechazó ayer la decisión del Ayuntamiento de Iruñea de prohibir las actividades festivas programadas para este fin de semana. Anunciaron que están recabando apoyos y que intentarán celebrarlas «porque el barrio se lo merece».
La Comisión de Fiestas de Iturrama compareció ayer antes los medios para analizar la prohibición por parte del Ayuntamiento en funciones de Iruñea de celebrar las fiestas populares del barrio. Expresaron su «absoluto rechazo a una decisión que va en contra de la voluntad de los vecinos de celebrar unas fiestas en las que podamos participar y divertirnos». Explicaron que su intención es «darle vitalidad y un punto de color al barrio», y para ello han organizado un programa que abarca actividades «para todos los públicos».
Los organizadores llevan meses preparando el programa y han sido concertadas las instalaciones necesarias para ello, con un considerable desembolso. Lógicamente, la Comisión no preveía la denegación de los permisos necesarios, ya que ésta es la tercera edición y, si bien el año anterior fueron sancionados por incumplimiento de horarios y la instalación de equipo de música, no les había llegado ninguna advertencia sobre la repercusión de esos incidentes cuando abonaron la cantidad requerida por la Administración.

Así se lo comunicaron ayer a los representantes del Ayuntamiento y al jefe de la Policía Municipal, Simón Santamaría, quienes reiteraron sus argumentos basados en los incumplimientos mencionados y en las supuestas quejas de algunos vecinos. En cuanto a esta cuestión, la Comisión considera que «el razonamiento es de poco peso y no se concreta: no determinan el número de vecinos molestados ni exponen las denuncias interpuestas». «Sufrimos un agravio comparativo -añadieron- ya que en otros barrios se han dado situaciones parecidas, como en los propios sanfermines, y no por ello se prohíben las fiestas».
Por otra parte, quisieron desmentir «las informaciones vertidas en varios medios de comunicación por fuentes del área municipal de Protección Ciudadana en las que se afirma que `en los dos años que se han celebrado las fiestas los organizadores han sido sancionados’ y que `el año pasado se les dio la oportunidad de corregir y no lo hicieron’». Explicaron que sólo fueron sancionados el último año, y que tuvieron problemas para obtener los permisos.
«Nuestra intención es que las fiestas sigan adelante porque, pese a quien pese, este barrio se lo merece», afirmaron pese a todas las trabas.

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude