Deia.
El Ayuntamiento de Donostia-San Sebastián se ha dotado de un plan que servirá para coordinar las distintas actuaciones y proyectos urbanísticos que están ejecutándose o a punto de empezar en al barrio de Altza, y que será debatido en un nuevo proceso de participación ciudadana que está previsto iniciar en el próximo mes de septiembre.
El denominado Plan Integral de Actuaciones para la Renovación de Altza consta de 32 propuestas en total, las cuales pretenden ofrecer una “visión global” sobre los planes proyectados para este barrio y recogen las reflexiones de distintos departamentos, grupos municipales y entidades vecinales, según informó ayer en una rueda de prensa el alcalde donostiarra.
Con este plan, el actual equipo de gobierno pretende abrir un proceso de reflexión que integre los aspectos que mejoran la calidad de vida de un barrio y los expedientes urbanísticos en ejecución o previstos para los próximos años en Altza, como el de Auditz Akular, Txingurri Gaina, Lardialde y Pescafría, Buenavista o Herrera.

Las 32 propuestas, que “dan lugar a otras tantas actuaciones” según afirmó Odón Elorza, se agrupan en ocho apartados diferentes que van desde el tráfico y el aparcamiento hasta la protección del patrimonio edificado, la mejora de la accesibilidad o la creación de nuevos equipamientos para centros escolares, deportivos o culturales.
El alcalde explicó que la Junta de Gobierno Local, en su reunión del pasado viernes, dio luz verde a este informe que será sometido durante dos meses a exposición pública “para que cualquier ciudadano pueda hacer sus propuestas”. Tras dicho periodo se iniciará un proceso de participación social que se prolongará “como mínimo, hasta final de año”.
El Ayuntamiento también remitirá este plan al Gobierno vasco y a la Diputación -competentes en algunas de las actuaciones propuestas- así como a la sociedad Jaizkibia, con el fin de colaborar conjuntamente en la implementación de medidas que impulsen la regeneración de la bahía de Pasaia.
El alcalde de Donostia precisó que este documento integra actuaciones como la reconversión de la carretera nacional N-1 en avenida urbana, la apertura de una nueva estación de topo en Altza, la regeneración de la regata de Molinao o la transformación urbanística del muelle de Herrera.
También anunció un estudio de viabilidad para comprobar si es factible un aparcamiento subterráneo de tres plantas en Larratxo.

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude