GARA.
Varias concentraciones marcaron ayer la celebración del Día Internacional de las Telecomunicaciones, en las que organismos ciudadanos y ecologistas denunciaron las afecciones medioambientales y a la salud humana que acarrea la proliferación de antenas de telefonía móvil. Hubo movilizaciones en Bilbo e Iruñea.
Además, en el barrio gasteiztarra de Errota se ha creado una comisión para tratar de impedir que se instalen antenas en las calles Badaia y Domingo Beltran de Otazu. Uno de sus campos de actuación será demandar al nuevo Consistorio que revise la ordenanza municipal en esta materia, anulada por dos sentencias judiciales.
Otros colectivos en Hego Euskal Herria exigen a las autoridades un cambio en las normativas estatal y autonómicas con criterios de prevención y precaución.

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude