El Correo Español
Más de un millar de personas se manifestaron ayer contra el plan especial de reforma integral -Peri- del Casco Viejo de Vitoria, aprobado por el Ayuntamiento en septiembre pasado, y reclamaron la redacción de un nuevo documento. Bajo el lema ‘Plantemos al cara al Peri’, los participantes en la protesta, en su mayoría jóvenes, recorrieron la ‘almendra’ medieval gritando consignas en contra del Consistorio, al que calificaron de «especulador».

‘No queremos un escaparate o turistas con rampa, vecinos sin barrio’ fueron otros lemas de una marcha que arrancó en la calle Cuchillería y finalizó en la plaza del
Machete sin que se registraran incidentes. A su término, varios representantes de algunos de los colectivos convocantes leyeron un manifiesto para exponer los motivos
del rechazo al plan.
Entre otras razones, argumentaron que el Peri «va a dejar sin rehabilitar alrededor de un millar de viviendas que precisan de una intervención urgente. Dos de cada tres
casas que necesitan una reforma se quedan sin ella», aseguró Antonio Escalante, uno de de los portavoces de los grupos promotores de la protesta.
Sobre la dotación de aparcamientos, señalaron que el parking previsto en El Campillo tampoco «va a solucionar el problema de estacionamiento del vecindario. Por eso el
Ayuntamiento -resaltaron- no nos quiere decir cuántas plazas van a reservarse a los residentes y cuál será su precio». Partidarios de mantener el Gastetxe, censuraron
también que no se hayan tenido en cuenta las 150 propuestas de carácter social que planteó la asociación de vecinos.
Por esta sucesión de razones, los convocantes reivindicaron un nuevo documento «que atienda a las necesidades sociales y acordado con la población. El Casco Viejo
necesita un plan de rehabilitación, pero no éste. Conseguirlo depende del vecindario». Por ello, pidieron a los residentes que se organicen «por portales, vecindades y calles».

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude