Diario de Noticias.
La ciudadanía vitoriana se muestra muy crítica con el modelo de ciudad que ha impulsado Alfonso Alonso al frente del Ayuntamiento a lo largo de las dos legislaturas que ha ostentado el poder. Sólo un tercio de los vecinos de la capital aprueban el desarrollo expansivo de la urbe, con sus nuevos barrios residenciales, sus peatonalizaciones y la llegada del tranvía. Los gasteiztarras abogan por implementar un nuevo marco de desarrollo para una ciudad que ha abandonado la esencia de pequeña capital de provincia que defendió y protegió el predecesor de Alonso, José Ángel Cuerda, y que tampoco aprueban sus conciudadanos. De hecho, según una encuesta electoral elaborada por la firma Quor para DIARIO DE NOTICIAS DE ÁLAVA, el 46% de los vitorianos apuesta por buscar esa vía alternativa de crecimiento y enriquecimiento para Vitoria, mientras que sólo un 25% respalda la gestión socio-urbanística del actual regidor y algo más, cerca del 30%, anhela la forma de dirigir el Consistorio del carismático Cuerda.
El trabajo del Departamento municipal de Urbanismo, con Jorge Ibarrondo a la cabeza, recibe un sonoro suspenso por parte de la vecindad vitoriana. Así, sólo un 15% de los vitorianos considera positiva la labor desarrollada por este área en estos últimos cuatro años. El resto de los encuestados o bien la considera similar a la que se lleva a cabo en otras ciudades, idea en la que coincide el 45%, o bien la percibe como deficiente, circunstancia que podría tener estrecha relación con los numerosos escándalos que han rodeado la labor del concejal delegado.

Otro de los aspectos que desaprueba con firmeza la ciudadanía alavesa, según los resultados del sondeo, reside en el profundo desequilibrio en materia de vivienda que se lleva a cabo en la capital y el resto de los pueblos del territorio. Sea como fuere, la encuesta refleja el elevado grado de insatisfacción que los ciudadanos conceden a las políticas de vivienda desarrolladas por las instituciones. Los alaveses tomados como referencia para elaborar el estudio de DIARIO DE NOTICIAS DE ÁLAVA otorgan una calificación de 4,4 al trabajo desempeñado por las instituciones para atajar uno de los principales quebraderos de cabeza de la juventud del territorio.
En conjunto, la población duda de la eficacia del modelo actual de sorteos de vivienda protegida. Un elevado porcentaje de los encuestados, en concreto el 65%, reclama mayor transparencia en este tipo de rifas.
Por otro lado, la población vitoriana acoge con cierto grado de escepticismo la iniciativa que Javier Madrazo pretende incluir en su futura Ley de Vivienda con respecto al fomento del alquiler social. Los datos muestran un evidente apego hacia la propiedad en esta materia, ya que más de la mitad de la ciudadanía rechaza la opción de que todas las VPO que se edifiquen se destinen posteriormente al alquiler social.
Sólo en la Cuadrilla de Aiara, donde las condiciones orográficas marcan un ritmo de edificación que difiere notablemente de la que puede llevarse a cabo en la capital, la mitad de la población considera la opción del arrendamiento social como una solución viable para erradicar la escasez de opciones de emancipación que padece la juventud de la zona.
La imagen que tanto los vecinos de la capital como los del resto de los municipios manejan sobre las políticas de vivienda reflejan que la potente promoción de VPO llevada a cabo por las instituciones, sobre todo por el Departamento de Vivienda del Gobierno Vasco y el Ayuntamiento de Vitoria, no basta para satisfacer las necesidades de la población, puesto que las listas de espera para los sorteos resultan todavía demasiado extensas. Por ello, y pese a las más de 6.000 viviendas protegidas que se han edificado en la capital alavesa desde el año 2001, la gestión de este área recibe un 4,4 en las respuestas de los alaveses.
Otro de los aspectos que censuran los alaveses a los gestores de las principales instituciones de Álava está relacionado con la vertebración del territorio que se ha llevado a cabo a lo largo de la legislatura. Sólo un 16% de la ciudadanía alavesa entiende que el modelo macrocefálico de crecimiento que ha seguido el territorio es el adecuado. La mitad de la población aboga por equilibrar y redistribuir la promoción de viviendas de tal manera que otros municipios de la provincia asuman un crecimiento proporcional al que está experimentando la capital. Es más, existe un 36% de la ciudadanía que propugna un giro radical en la configuración del territorio y reclama a los gobernantes que se revierta la tendencia actual, se detenga la expansión de Vitoria y se deje crecer a otras localidades.
Los datos, sea como fuere, muestran una conciencia crítica en una materia, la relacionada con la vivienda, que ocupa puesto de excepción entre los habitantes de Vitoria y el resto de la provincia.

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude