larepublica.es
La Comisión Europea pedirá a España que aclare por que se exime a la Iglesia del pago de un impuesto municipal que grava las construcciones, instalaciones y obras para verificar si este régimen se ajusta a la normativa comunitaria sobre ayudas de Estado según informó la comisaria de Competencia, Neelie Kroes, al eurodiputado de IU, Willy Meyer, en una respuesta escrita.

El Ejecutivo comunitario consideró en 2006 que la exención del ICIO se limitaba “a las actividades puramente religiosas” y por ello no afectaba a empresas y no implicaba ayudas públicas ilegales. Sin embargo, el eurodiputado de IU volvió a la carga junto con el eurodiputado italiano del Partido Radical Marco Cappato, insistiendo en que dichas construcciones están relacionadas con actividades “total y absolutamente ajenas al culto católico y que tienen por objetivo la obtención de ingresos”, como la construcción de escuelas privadas, universidades privadas, hospitales privados, obras en emisoras de radio privadas, entre otros.
En la actual respuesta de Kroes, admite que “de acuerdo con la información proporcionada por Sus Señorías, hay indicios de que la interpretación de la Comisión podría no ser correcta”.
Por ello, ‘la Comisión pedirá a las autoridades españolas que aclaren el ámbito de aplicación de la exención en cuestión e informará a Sus Señorías de los resultados de su análisis completo basado en las alegaciones que presenten dichas autoridades”, señala la respuesta.
Según el eurodiputado de IU, la exención del ICIO a la Iglesia Católica representa una “desventaja” para las otras empresas no católicas, lo que “distorsiona” la competencia y “destruye el principio del derecho comunitario que establece que las empresas deben competir sobre la base de sus propios esfuerzos”.

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude